BLOG NO RECOMENDABLE A SOBERBIOS, RACISTAS, FASCISTAS, INTOLERANTES, POLÍTICOS, UNIFORMADOS, GUSANOS, NEOLIBERALES, PERIODISTAS DE MULTIMEDIOS EMPLEADOS DE LA S.I.P, HOMOFÓBICOS... ENTRE OTRAS DECADENCIAS ELITISTAS DE ESTE MUNDO PRECARIO.
........................."Je t'aime" n'est pas un sentiment, c'est une vérité.

NO TE OLVIDES DE JORGE JULIO LÓPEZ ~~~~ ¿TE ACORDÁS DE LOURDES DI NATALE?NO TE OLVIDES DE LA IV FLOTA, LAS BASES MILITARES EN COLOMBIA, EL GOLPE EN HONDURAS

Carta de un militante de la juventud a Pino Solanas. Emilio Gareca.

A través de Línea Roja pude conocer esta carta que transcribo abajo y que fue publicada en Gen, que creo continúa con este debate que debemos darnos todos los del palo, respecto al progresismo, la centroizquierda, el peronismo, el kirchnerismo.
"Pino, sos un gran cineasta, nadie lo puede negar. Un peronista de la primera hora que se dedicó a documentar el Movimiento durante la resistencia y al General durante su exilio. Como olvidar tu obra combativa y fervorosa "La Hora de los Hornos”, que de forma clandestina recorría las villas donde la Juventud Peronista daba la vida por Perón. Verla hoy te pone la piel de gallina.Tampoco podemos negar que fuiste un político con huevos en los 90 que se enfrentó con el Menemismo (aunque en un comienzo estabas bastante cerca, como muchos otros, ilusionados con el traidor de patillas), lo que te costó sufrir un atentado cobarde por sicarios anónimos.Nos expusiste la cruda realidad del fracaso de la Alianza, pusiste en la pantalla, con mucho arte, los destrozos de las privatizaciones y mostraste que existía una Argentina Latente. Épicos documentales de un militante.Es un lastima, Pino, que te hallas alejado de los compañeros, que estés priorizando tu propia verdad sobre la realidad y que el político no sepa distinguir entre el documentalista que denuncia y el líder con soluciones concretas. El cine como herramienta de cambio es válido, pero no suple la falta de propuestas y la responsabilidad de obstaculizar un proyecto tras el cual el campo popular y nacional debería volver a ser uno. Es una lastima, Pino, que cuando hablas en los medios te olvides de algunas cosas.Pareciera que con el tiempo, algunas medidas de los gobiernos K van desapareciendo y quedan en la nada, no son buenas ni malas, no existen. Lo mismo le pasó al Movimiento con la constitución del 49, esa que tanto queremos: dejó de existir, ni buena ni mala, la nada.Volviendo al hoy, parece que para vos no existió la estatización de los fondos jubilatorios y el fin de las AFJP. Si te pones a sacar cuentas, y estoy seguro que ya lo hiciste, el negocio de las AFJP fue incluso superior, en los montos y en el saqueo, a cualquier otra privatización, incluso la de YPF. Así de impresionante fue el negocio al que el gobierno puso fin, del que nada decís. Se te olvida también la recuperación delcorreo y de aguas por el Estado. Es curioso, pero también se te olvida hacer una mención, aunque sea mínima, a la recuperación por el Estado de la Fábrica de Aviones de Córdoba, protagonista de tu “Argentina Latente”: nada, no existió, no pasó. Yo sí me acuerdo de cuando entrabas a los hangares vacíos con la cámara atrás y la nostalgia te recorría el cuerpo. Contabas del “Pulqui” y te remontabas como en una nube al primer Perón.Ahora no decís nada, justo ahora que esos hangares son nuestros y quizá, porque no, el “Pulqui” renazca como el ave Fénix, como vos siempre soñaste. Pero no decís nada. Ya sé que para vos no alcanza, es poco, es maquillaje. ¿Pero te parece justo decir que la política de los K es más de lo mismo? Con sinceridad, Pino, ¿realmente pensás así? La verdad es que no te entiendo, o hay algo que yo no sé.Te olvidas, Pino, de las reformas de Nilda Garre en el ejército y la derogación del Código de Justicia Militar (ni el tío Cámpora se metió con eso). Tampoco decís nada de la Ley de Medicamentos Genéricos que terminó con otro de los grandes negociados: el de los laboratorios que lucran con la salud de la gente. ¿Por qué Pino no hablas de eso? ¿Por qué?Está bien que para sumar votos haya que criticar, y que para criticar con fuerza haya que evitar cualquier tipo de reconocimiento por más que sepas, como buen peronista que sos, que son pasos muy importantes, avances enormes, profundos e históricos, y no meras medidas aisladas o simple demagogia. Pero no reconoces absolutamente nada. Hasta la política de Derechos Humanos te parece floja.¿Y el proyecto de la nueva ley de medios audiovisuales? ¿Y la ley de reconocimiento al Genocidio Armenio? ¿Y la notable baja del desempleo y el trabajo en negro? ¿Estas iniciativas no tienen que ver con distribuir el ingreso? ¿Decís que es más de lo mismo? No creo, Pino, que el neoliberalismo sea aumentar la obra pública keynesiana para evitar los despidos y aumentar el consumo interno y la producción. Vos decís que si, que estamos en la misma. Yo no creo que lo creas.¿Y la re negociación de la deuda con los bonistas? ¿Cuanto ahorramos con eso? ¿Y los aumentos en la inversión para la universidad pública? Nada, no existen. Tampoco decís nada sobre la decisión política de la gestión kirchnerista de no reprimir la protesta social. Nada. Un temita menor que no merece comentarios de tu parte.Estoy de acuerdo con vos, Pino, los recursos naturales son la gran deuda, recuperar el subsuelo, el petróleo y terminar con el negocio de las mineras contaminantes es el desafío que tenemos por delante, como muchos otros, pero como decía el General “las revoluciones se hacen con sangre o con tiempo”.La política es un camino largo, con obstáculos (grandes y sojeros obstáculos) y recién estamos empezando a caminar con la cabeza en alto, después de años y años de humillaciones, con un proyecto que puso el pecho y algo más. Ahora hay que profundizarlo, y para eso hay que defenderlo. Hay errores y muchas dificultades, sin duda, claro que sí.Pero Pino, hay cosas que no se pueden negar, olvidar o minimizar: es poco serio (y ético).Esto recién empieza, el proceso es largo, el enemigo se acomoda (si la Sociedad Rural Argentina está de un lado, sé donde tengo que estar yo), están esperando para volver con todo y darnos duro. Se hizo mucho, muchísimo, y falta más todavía. Pedirle al Kirchnerismo que logre desmantelar totalmente las estructuras neoliberales, con mas de 50 años de construcción, en 6 o 7 años, es como haberle pedido a San Martín que cruce los andes en un día."
Read more »

Gran cuñado. Hugo Presman

El notable dirigente sindical Germán Abdala sostenía que los obreros, los sectores más humildes eran los que más necesitaban de la política. Decía textualmente: "Hay que volver a hacer creer que la política sirve, porque este es tal vez el triunfo más alto de ellos, o sea de los poderosos, de los que no necesitan la política para manejar el poder, porque tienen el dinero, tienen las armas, tienen todo eso. El pueblo necesita la política para ponerle reglas de juego a ellos."


En cualquier sociedad y especialmente en las nuestras, el poder real siempre está en manos del poder económico. El poder político, cuando lo ejercen gobiernos populistas, a través del Estado y las movilizaciones populares pueden establecer un equilibrio inestable. Hace varias décadas el Estado Argentino, como en Francia o Alemania actualmente, contribuía en el 50% del producto nacional. Hoy a duras penas alcanza en nuestro país al 30%. A su vez la concentración económica de las principales 500 empresas avanza raudamente hacia el 50% del PBI. La desigualdad de fuerzas es enorme. Se debilitó el Estado, se concentró e incrementó el poder económico.


Por eso, los periodistas que se autodefinen de independientes, tomando distancia de los gobiernos, lo que es correcto, omiten sibilinamente que son dependientes del poder real, el económico. Se proclaman independientes del poder político gubernamental y esconden sigilosa e hipócritamente ser funcionales y voceros del poder real. Así Nelson Castro pertenece a la escudería Clarín, Joaquín Morales Solá responde a los intereses económicos de La Nación, o Magdalena Ruiz Guiñazú a los del Grupo español Prisa. Eso no impide que se presenten como asépticos, objetivos e independientes.


LA TINELLIZACIÓN DE LA SOCIEDAD


A menos de dos meses de las elecciones, Marcelo Tinelli volvió con su humor escatológico, su "Bailando por un sueño", ahora en versión infantil, y con el Gran Cuñado, en una nueva edición, tomando la configuración del producto holandés Gran Hermano, tributario lejano de "1984", la novela de Georges Orwell.


Tinelli también asume el mismo argumento del periodismo independiente. Posa de "valiente" e independiente. Más allá de muchas conductas indeseables de los políticos, funcionales a los poderosos, junto con la caricaturización acertada de muchos de ellos, se arroja a la basura la política como instrumento transformador.


Pero Tinelli es un actor de reparto en esta mezcla de comedia y drama. Lo que debe ser sujeto de estudio es una sociedad que lleva a que cuatro de cada diez televisores estén encendidos en Showmatch, con picos cercanos al 50%. La misma que convierte a Julio César Cleto Cobos en una figura popular por haber votado, con voz temblequeante, de la misma manera que se hace en Gran Cuñado: en forma no positiva. En contra del gobierno del que formaba parte y es defendido con entusiasmo digno de mejor causa por aquellos que predican un discurso vacío, lleno de republicanismo y democratísmo. La misma que convierte a Raúl Alfonsín en un prócer a su muerte, cuando debía ser escondido en los actos políticos de los últimos años de su partido, porque entonces era piantavotos especialmente después del Pacto de Olivos, del apoyo reticente a De la Rúa, de la huída de este, la reducción del partido más antiguo a una secta que llegó a obtener el 2% de los votos, hasta llevar en el 2007 un candidato presidencial extrapartidario por carencia de presentables con posibilidades. La muerte de Alfonsín, y su conversión en héroe de Billiken, produjo un fenómeno casi religioso de resurrección de un partido y potenciación de uno de sus hijos de notable parecido y obviamente portación de apellido.


Es la misma sociedad, en sus sectores medios, que convierte a un escritor superficial y mediocre, columnista de La Nación, como Marcos Aguinis, en el de mayor venta en el rubro ensayo y novela. El ensayo, cuyo único acierto es autodenominarse panfleto, lleva por título "Pobre Patria mía". La novela llamada ¡ Ay Carmela! transita por un nivel similar. Más de doscientos mil ejemplares lleva vendido el libro del periodista radial Ari Paluch con su sugestivo título de "El combustible espiritual", un trabajo que se desplaza de la autoayuda a la autosuperación aplicando "el camino de la sabiduría a la vida cotidiana.


Todo esto más allá de las trampas de comercialización y "prestigio" que revela Orlando Barone en la Revista Debate del 1° de Mayo: "Me cuentan que en la Feria del Libro algunos de los escritores exitosos que presentan sus obras a sala llena y figuran como los más consultados, no actúan por cuenta propia. Les ponen el público para que la sala desborde y, además, tienen un plantel de aliados, que en las computadoras de la Feria ponen el nombre del escritor o de su novela y aprietan "enter" decenas de veces. Y así aumenta el rating del elegido. Aunque a veces ni hace falta: hay periodistas cautivos del marketing cultural instigados a escribir loas a un ornitorrinco, y hay páginas de cultura prósperamente contratadas para no desairar la fama de "nadies" ni el mecanismo del mercado"


Hay un punto donde se mezcla Tinelli, la "popularidad" de Covos, los altibajos y glorificación de Alfonsín, los éxitos comerciales de Aguinis y Paluch. Es en las figuras que se proyectan como presidenciables de la Argentina para el 2011, las que se caracterizan por ser una mezcla de los perfiles de Tinelli, Cobos, Aguinis y Paluch. Variantes del establishment, como Mauricio Macri, Carlos Reutemann, Francisco De Narváez, Felipe Solá, versiones light como Hermes Binner o acomodaticias con escaso basamento ideológico como Daniel Scioli.


EL GRAN CUÑADO IMPOSIBLE


Marcelo Tinelli, como el periodismo independiente, puede burlarse de los políticos pero nunca del poder real del que son parte como integrante de reparto ( Tinelli) o voceros como los segundos. Por eso es impensable un gran cuñado donde entren a la casa los integrantes del poder económico. ¿ Alguien puede imaginarse que los protagonistas de gran cuñado sean Gustavo Grobocopatel, Paolo Rocca, Luís Pagani, Cristiano Ratazzi, Julio Werthein, Enrique Eskenazi, Eduardo Eurnekian, Jorge Brito, Héctor Méndez, Eduardo Elztain, Carlos Pedro Blaquier; Amelita de Fortabat, entre otros?


O un gran cuñado mediático, en el que convivieran Ernestina Herrera de Noble, Julio Cesar Saguier, Matilde Ana María Noble Mitre de Saguier, Alejandro Luís Saguier, Jorge Fontevecchia, Héctor Magnetto, Gerardo Ferreyra, Osvaldo Acosta, José Luís Manzano, Daniel Vila, Antonio Mata, con sus periodistas estrellas como Joaquín Morales Solá, Mariano Grondona, Ricardo Kirschbaum, Eduardo Van Der Koy, Ricardo Roa, Nelson Castro, José Pepe Eliaschev, Jorge Lanata, Ernesto Tenembaum, o columnistas como Marcos Aguinis, Beatriz Sarlo, Santiago Kovadloff, Magdalena Ruiz Guiñazú.


No se haga ilusiones. Esto es imposible. Sería intentar violar la ley de gravedad económica. En términos vulgares: con el poder económico y el mediático no se jode.


Incluso en la actual versión de Gran Cuñado, Marcelo Tinelli introduce en la casa a Alfredo de Ángeli, un sojero que alquila 800 hectáreas y es funcional a los sectores concentrados y no a un personaje tan caricaturizable como el entrerriano pero integrante del poder real como el presidente de la Sociedad Rural Hugo Biolcati.


GRAN CUÑADO


La estudiantina de Tinelli proseguirá, con su humor apuntando siempre a alguien tomado como punto, con pasajes escatológicos, con gritos destemplados, transmitido por Canal 13 del grupo Clarín, con libretos de Nik, el humorista de La Nación. Con rating record. Con la misma densidad mínima de los libros de Aguinis. Equivalente a "la verborragia" de Reutenmann. Con la expresividad de Binner. Y con la idea publicitaria de la eficiencia ejecutiva sin ideología de los empresarios Macri y De Narváez. Con las visiones apocalípticas de Elisa Carrió.


Por eso, a dieciséis años de su muerte, cuando sólo tenía 38 años, las palabras de Germán Abdala resuenan con más fuerza: "Hay que volver a hacer creer que la política sirve, porque este es tal vez el triunfo más alto de ellos, o sea de los poderosos, de los que no necesitan la política para manejar el poder, porque tienen el dinero, tienen las armas, tienen todo eso. El pueblo necesita la política para ponerle reglas de juego a ellos."

Read more »

Campaña completa. Medios de incomunicación.

Eduardo Aliverti

La definición más plebeya de "falacia", no por eso desacertada, consiste en que una mentira se transforma en verdad a sabiendas de que es lo primero.


En lo que va de la campaña electoral ya se acumula mucho de esa estratagema y, valga la obviedad, que esté lejos de ser novedoso no significa que deba dejar de señalárselo. Sobre todo, porque en ese montaje no sólo están involucrados las fuerzas y candidatos "explícitos" sino también –y más aún– los intereses ideológicos y corporativos de los factores de poder. Entre ellos, el dichoso periodismo "independiente". Observemos el siguiente dúo de falacias, con la manifiesta aclaración de que no se las pretende únicas ni, tal vez, las más contundentes. Mejor todavía si cada quien agrega su lista, porque significaría una contribución a lo que nunca debería faltar: pensamiento crítico.


A juicio del firmante, sí debe figurar a la cabeza, como el más ostentoso de los embustes, el discurso en boga sobre qué se hace con "la plata de los jubilados". Por empezar, esa figura simplificadora es una falacia en sí misma, porque la plata no es "de" sino "para" los jubilados, en tanto no se trata de cómo figura en alguna cuenta individual –que no existe– sino de la administración del régimen previsional. De lo contrario, estaríamos hablando de fondos intocables en lugar de que el descuento jubilatorio es un salario diferido que, hasta el momento de ser efectivizado, concurre a la provisión de la seguridad social general por parte del Estado. Es lo que se conoce, como bien recordó el colega Alfredo Zaiat en su artículo de este diario del domingo pasado, como (esquema de) solidaridad intergeneracional: los trabajadores activos de hoy aportan para el pago de haberes de los pasivos, y mañana sus respectivas retribuciones serán aportadas por otros trabajadores, y así sucesivamente. Pero además de eso, que el Estado disponga de tales fondos es lo que le permite contar con recursos para activar la economía mediante políticas de intervención. Esa actuación en el quehacer económico, y nunca la intangibilidad de la plata recaudada, es uno de los aspectos clave para garantizar la solidez financiera, a fin de que quienes van jubilándose cobren efectivamente lo que difirieron. Es increíble que pueda caber en alguna cabeza que no debe tocarse "la plata de los jubilados". Pero por lo visto, cabe en varias. Bajo ese criterio, viviríamos en un sistema capitalista estrafalario (no sería capitalismo, en realidad), en el que, en lugar de movilizar el dinero para darle capacidad de ahorro y sustentabilidad, se trataría de congelarlo por los tiempos de los tiempos. ¿Alguien imagina a alguno de los gurúes liberales recomendando semejante disparate? No, porque lo que sí hicieron, con el aval de los conservadores y de las corporaciones mediáticas que hoy se escandalizan por el retorno al sistema de reparto, fue precisamente recomendar que los aportantes dejasen sus fondos en manos de entelequias especuladoras. Y ahora resulta que los estafadores de las AFJP/que mandaban "la plata de los jubilados" a los fondos de inversión fantasmas/que descuajeringaron a los países centrales/que andan reestatizando porque de lo contrario se les pudre el rancho, vienen a decirnos que el Estado les mete la mano en el bolsillo a los jubilados. Fenomenal y por dos vías, una peor que la otra: la impudicia de estos sinvergüenzas y la capacidad de tanto tilingo, parecería, en aptitud de volver a creerles. Alguien dirá, con el derecho conferido por la experiencia política de este país, que el Estado no es confiable. Vale, pero es una discusión posterior, nunca previa, relacionada con los mecanismos de control y el compromiso social que se implementen y adquieran. En cualquier caso, lo que no se puede creer es que, en medio de la fresquísima memoria de lo sucedido con la jubilación privada, haya la arbitrariedad de hablar, orondamente, acerca de los riesgos que se corren con la jubilación estatal. ¿Dónde estaban estos tipos cuando el festín de los '90? ¿Nadie se lo pregunta o hay temor por la imagen que devolverá el espejo?


El segundo ardid obra por "omisión". Son los negocios directos que se juegan frente a la propuesta de una nueva ley de radio y televisión. Si respecto de la cuestión jubilatoria todo se muestra ostensible, el vacío informativo sobre el proyecto de medios audiovisuales es una ignominia, lisa y llanamente. Ya se efectuaron decenas de foros y debates abiertos, en todo el país, para discutir el tema. No resulta ni por asomo un hecho de masas pero, de mínima, está a la par de cualquiera de esos simposios de cuello blanco en los que periodistas, voceros y economistas del establishment se juntan a recomendar cómo ganar más plata. No se publica una sola línea ni se usa, casi, micrófono o cámara alguna siquiera para darlo a conocer. Ni apenas eso. Podrían, nada más que por falsa elegancia ética, reproducir unos párrafos de la idea y después ampararse en haberla difundido para dar por cubierto que el pueblo fue informado. La dosis de ingenuidad de quien firma es, quizás, muy alta. Basta algo tan elemental y de ejecución corriente en los países desarrollados, como recortar la cantidad de licencias radio-televisivas para un mismo permisionario, abrir el espectro a organizaciones sociales sin fines de lucro, intervenir en el acceso a la producción y distribución de contenidos culturales, para que en Argentina se cite la probabilidad de una ley-mordaza contra la prensa. Hablan de lo que no informan nunca. Revalidan a Chesterton, en aquello de que el periodismo consiste en informar que lord Jones ha muerto a gente que jamás se enteró de que lord Jones estaba vivo. Por supuesto, lo de "omisión" tiene un poco de chascarrillo. Es cierto en el caso de los programas periodísticos o de "interés general", de la radio y la tevé, que directamente produjeron un apagón sobre el asunto. Pero en la prensa escrita, que continúa siendo la que le marca al resto lo que conviene decir y callar, las únicas voces que se leen son de las del arco empresario de los medios y de unas pocas figuras de la oposición, a las que es imposible encontrarles una sola crítica técnica, fundamentada, sobre la propuesta de ley.


La particularidad de estas falacias es que no se las considera como parte de la campaña electoral. Uno quisiera creer, pero le cuesta mucho, que "la gente" se da cuenta de que en el proselitismo participan todos los centros de poder y no sólo los candidatos que salen por la tele. Es más que eso, en verdad: todos los que no están viven de campaña en aras de sus intereses sectoriales, todos los días, para fijar la agenda de la sociedad.


Lo que a lo sumo ocurre durante los períodos electorales es que lo refuerzan, para que los anotados tomen nota de cuáles poderes se mueven detrás de esos intereses.

Read more »

El establishment y Lilita Carrió. Chávez, el fantasma que apuesta la derecha.

LA NACIONALIZACION DE EMPRESAS EN VENEZUELA Y LA ESPECULACION ELECTORAL DEL ESTABLISHMENT POLITICO-EMPRESARIO LOCAL.
. La postura del establishment local, a la que ayer se sumó Elisa Carrió, intenta mostrar a Techint como víctima de un "atropello estatizante" en Venezuela, buscando asimilarlo a la política oficial local. Una falacia en clave electoral.
.
Raúl Dellatorre



La nacionalización de empresas siderometalúrgicas en Venezuela, una decisión que tiene estrecha vinculación con la política de desarrollo sostenida y plebiscitada más de una decena de veces por el gobierno de Hugo Chávez, se metió insidiosamente en la campaña electoral argentina. Insidiosa pero no subrepticiamente, ya que no entró por la ventana sino por un gran portón, llevado de la mano nada menos que del principal grupo empresario con raíz local y de los voceros habituales del establishment, tanto desde el plano gremial empresario como político. El ejercicio intenta reeditar lo sucedido un año atrás, cuando las entidades que representan al sector terrateniente más concentrado (Sociedad Rural Argentina y CRA) pretendieron y lograron arrogarse la representación del "campo" como si fuera un todo, único y con intereses comunes y no contradictorios entre pequeños agricultores y cabañeros o pooles sojeros. Hoy, mientras un cada vez más nutrido núcleo de empresas industriales argentinas se beneficia y desarrolla a partir de los convenios de complementación con Venezuela, en un esquema de integración que tiene escasos o nulos precedentes para Argentina, Techint y el establishment político y empresario pretenden presentar una acción contra el ejercicio abusivo del poder monopólico como "un ataque a los capitales argentinos en el exterior" que debe ser defendido como una razón de Estado.


El viernes pasado, el gobierno venezolano anunció la decisión de iniciar el proceso de nacionalización de cinco empresas siderometalúrgicas. En tres de ellas (Matesi, Tavsa y Comsigua) tiene participaciones el grupo Techint, al igual que en Sidor, nacionalizada semanas atrás. El proceso de traspaso del control de Sidor en favor del Estado venezolano culminó con el pago de una indemnización de 1970 millones de dólares al grupo Techint, que con eso se dio por conforme. Pero, para llegar a ese acuerdo, primero buscó poner al gobierno de Chávez en la piel del brutal expropiador, al igual que busca hacer ahora por estas tres empresas.


Después de la nacionalización de Sidor, era un hecho casi inexorable que sucediera lo propio con los eslabones inmediatos de la cadena, las empresas procesadoras del acero que produce la primera, para transformarlo en insumos intermedios para uso de la industria metalúrgica venezolana. Alegar que "nos tomó por sorpresa" es abusarse de la ignorancia del interlocutor. Lo sabía Techint, lo sabían las empresas que ahora fueron nacionalizadas, así como todo observador que estuviera atento al proceso de transformación del modelo industrial en Venezuela: de un modelo monopólico, atrasado tecnológicamente y de exclusión se pretende ir a un modelo industrial socialista. Para ello, algunos eslabones y resortes pasarán a manos del Estado, sobre todo los ubicados en lugares estratégicos o monopólicos.


Que muchas de estas empresas aprovechaban su situación monopólica para cometer abusos, tampoco es un secreto. La expropiación de Sidor fue el corolario de una serie de denuncias porque compraba el mineral de hierro a una empresa estatal, a precio subsidiado, y luego ofrecía el acero a precios exorbitantes al mercado interno. Si no se lo aceptaban en esas condiciones, lo vendía al exterior a sus propias filiales (México, por ejemplo) pero a precios menores a los anteriores. El caso de Tavsa hoy es semejante. Recibe el acero para producir tubos para la industria petrolera exclusivamente de Sidor (hoy estatal) y le vende una altísima proporción de su producción a Pdvsa (estatal). Pese a esta condición supuestamente de "encierro", la empresa logra fabulosas ganancias, además de tener la "llave" que puede bloquear el proceso de inversiones petroleras.


Por otra parte, mientras que los voceros de las empresas más concentradas demandan "protección al capital nacional" en Venezuela ante una política que supuestamente los ahuyenta, decenas de firmas industriales medianas argentinas están obteniendo contratos que les permiten multiplicar los resultados que lograban con su nivel normal de negocios. Los acuerdos de complementación entre las dos naciones han permitido, desde 2007 para acá, que se instalaran en Venezuela empresas nacionales fabricantes de tractores y maquinaria agrícola que, durante los '90, pasaron por procesos de cierre y liquidación: Roque Vasalli y Pauny son sólo dos ejemplos de ello. La primera de Firmat, Santa Fe, la segunda de Las Varillas, Córdoba, se encuentran en pleno proceso de montaje e instalación de sus establecimientos en tierras bolivarianas. Otras empresas del sector frigorífico seguirán sus pasos, por convenios ratificados durante la última visita de Hugo Chávez a la Argentina, aportando todo el equipamiento para armar la cadena de valor en el interior de aquel país, desde el matadero a la fabricación de calzados.


Esta parte de la historia, la que compete a la industria liviana y mediana del interior del país, está fuera del planteo que realizan la UIA, la Asociación Empresaria Argentina, la Cámara de la Construcción, Techint y Elisa Carrió. El establishment en pleno identificó, ilusoriamente, los intereses de Techint con los de la industria argentina. Ilusoria, pero no inocentemente, porque de esta forma buscó incorporar a la campaña electoral la figura de Chávez, a la que caracteriza con el atropello contra el capital privado, como el irrespetuoso en el trato con los países poderosos, el generador de odio por intolerancia a una oposición que quieren hacer ver como "acorralada" por el abuso en el uso del poder oficial. Y pretenden asimilar al gobierno argentino y a la sociedad política Cristina-Néstor Kirchner con esa caracterización. La táctica de campaña es golpear sobre la imagen; no profundizar, ni por error, en los contenidos.


La candidata Carrió sostuvo ayer, respecto de la nacionalización de las tres empresas vinculadas a Techint, que "está muy claro que Chávez acordó eso con el matrimonio Kirchner, cuando estuvo la semana pasada acá. Se reunió con la Presidenta, contó con el aval del ex presidente y luego vino el proceso de confiscación y apropiación en Venezuela (...). "Esto es muy preocupante para la Argentina, porque el aval de Kirchner a lo que está haciendo Chávez en Venezuela es el modelo de Kirchner, de ganar las elecciones del 28 de junio próximo". El fantasma del "socialismo del siglo XXI" fue convocado imprevistamente a participar en la campaña.


El gobierno nacional intentó evitar prestarse a la polémica. En una escueta comunicación, el ministro de Planificación, Julio De Vido, señaló que "el Gobierno repetirá sin dudar las gestiones de la misma forma que lo hizo ante la nacionalización de Sidor, respetando como ha hecho siempre las decisiones soberanas de otros Estados, pero protegiendo los intereses de los nacionales".


Más enfático, Carlos Heller, primer candidato por el FpV en Capital Federal, dio respuesta. Sostuvo que la nacionalización "es una decisión de los venezolanos, que está en el marco de un proyecto que llama socialismo del siglo XXI". Heller defendió "el libre derecho de nación de elegir el modelo para el desarrollo", frente a lo cual consideró que "es lógico que los empresarios de AEA estén alarmados y horrorizados por lo que pasa en Venezuela, porque defienden el concepto de libertad empresaria para obtener la mayor rentabilidad posible".


No sólo AEA lo defiende. Aunque la oposición de derecha al Gobierno pretende evitar poner en debate qué modelo de acumulación defiende, a veces, sin querer, se le nota.

Read more »

Medios y comunicación

La TV porteña domina las pantallas del país
.Un reciente estudio del Comfer ratifica que el centralismo porteño también se expresa a través de las pantallas de la televisión. Así lo expone Gustavo Bulla a partir de los datos de un "Informe de contenidos de la televisión abierta argentina".
Gustavo Bulla


Hace más de tres décadas Heriberto Muraro constataba que pese a las precauciones de la autodenominada "Revolución Libertadora" al prohibir el funcionamiento de cadenas televisivas en su decreto-ley 15.460/57, casi el 80% de los contenidos que circulaban por la televisión de todo el país se correspondían con las latas enviadas por los cuatro canales de la Ciudad de Buenos Aires. Además se destacaba en aquella investigación que el 50 por ciento de la facturación publicitaria también les correspondía a esos mismos canales. De esta manera, el federalismo televisivo estaba muerto a poco de nacer el nuevo medio a través del mecanismo de la triangulación entre la productora de programas, el canal de cabecera y el canal del interior, como lo desentrañara Margarita Graziano, también por aquellos años.


Desde la Dirección Nacional de Supervisión y Evaluación del Comfer hemos producido recientemente un "Informe de Contenidos de la TV Abierta Argentina" en el cual se tienen en cuenta criterios como origen de la producción, tipos de programas y la estructura de propiedad. En el mes de septiembre pasado pusimos a prueba la metodología elaborada y obtuvimos una "fotografía" sobre la programación de los 49 canales de aire de nuestro país –sin contabilizar las repetidoras– durante ese mes. Como sus resultados brindan una información que puede ser de gran utilidad para reflexionar sobre el tipo de TV que tenemos es que decidimos hacer un seguimiento continuo de carácter trimestral de las grillas de programación de todo el país.


El primero de esos informes trimestrales se corresponde con el período diciembre 2008/febrero 2009 y arroja como resultados centrales que el 70 por ciento de los contenidos de las pantallas del país provienen de los canales porteños, que fuera de esos cinco canales no se produce un solo minuto de ficción y que sólo se puede ver fútbol de manera gratuita allí donde llega por aire la señal de Canal 7. De ese mayoritario 70 por ciento de retransmisiones que se ofrecen en todo el territorio nacional es dable destacar que el 46 por ciento le corresponde a programas de Telefé y el 40 por ciento a Canal 13, repartiéndose el 14 por ciento entre los otros tres canales de aire metropolitanos.


Respecto del fútbol gratuito por TV, debe señalarse que en el interior del país sólo pueden verse los partidos que transmite los viernes el Canal 7. Por supuesto, para ello hay que residir en una ciudad donde se pueda acceder a la señal de aire del canal estatal. Ni siquiera Fútbol de Primera se puede ver gratuitamente en todo el país: al interior va por la señal paga TyC Sports.


De la comparación de la producción propia de los canales según la estructura de propiedad surge que las televisoras públicas de todo el país (del Estado nacional, provinciales y universitarios) produjeron el 38 por ciento de sus programas, mientras que las privadas tan solo el 21 por ciento. Y si nos remitimos al área metropolitana, Canal 7 produjo el 82 por ciento de sus contenidos, frente al promedio del 29 por ciento de los cuatro canales privados.


Un dato insoslayable que surge del informe es que los canales públicos destinan en promedio un 14 por ciento de sus programaciones a los contenidos educativo-culturales, mientras que los canales privados sólo le dedican el 1 por ciento de sus grillas a ese tipo de programas.


Estos indicadores de la TV de aire que tenemos cobran particular relevancia a la luz del debate que se está produciendo en todo el país en torno de la propuesta de Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Entre otras cosas, respecto del volumen de las retransmisiones se invertirá la proporción actual, ya que sólo se podrá transmitir en red privada permanente durante el 30 por ciento de la jornada de emisión. La cuota de pantalla para el cine nacional hará que los canales de aire estrenen al menos seis films nacionales por año calendario. Además habrá un piso de al menos un 60 por ciento de producción nacional, un 30 por ciento de producción propia y un 10 por ciento de producción local independiente.

Estas medidas de promoción de los contenidos federales, amén de producir una gran transformación de nuestras pantallas de aire, sin dudas contribuirán a constituir industrias culturales locales con el beneficio implícito de la generación de puestos de trabajo en las emisoras de radio y TV de todo el país, pero además ayudando a fortalecer economías regionales a través de la emergencia de nuevos mercados publicitarios.
.
La TV argentina no es la responsable del centralismo porteño, sus causas están cerca de cumplir sus primeros 200 años. Sin embargo los extraordinarios avances tecnológicos en materia de comunicación deberían servir para atenuar aquellas deformaciones en lugar de profundizarlas. Eso también es en parte lo que estamos debatiendo.
Read more »

Medios y comunicación

El público está cambiando la información
.Damián Fernández Pedemonte plantea que las demandas de las audiencias inciden en los cambios que se generan en la información, planteando nuevos desafíos a los productores de contenidos.

Damián Fernández Pedemonte

Los medios informativos conforman un curioso mercado en el que el servicio público se entrelaza con la búsqueda del beneficio. Cuanto más negativo es el producto noticia, más demandado resulta su contenido. Por eso, las crisis no son necesariamente crisis para los medios. Las malas noticias son más bien buenas noticias en el mercado de la información.


El requerimiento de noticias es creciente y continuo en sociedades inestables como la argentina, en donde las convulsiones internacionales se acoplan con las crisis locales (como sucedió en 2001 con la guerra contra el terrorismo y sucede ahora con la crisis financiera global). En 2001, por ejemplo, las personas bien informadas se enteraban a diario del índice de riesgo país.


Por eso, en la Argentina la información actualizada es un bien preciado. Lo demuestra el hecho de que en el mercado televisivo existen cinco señales de cable de 24 horas de noticias, algo insólito en el resto de América latina. Y las noticias son justamente los contenidos de mayor rating de toda la oferta del cable.


La inestabilidad requiere de información actualizada en forma constante. Este año, la votación en el Senado de la resolución del Poder Ejecutivo sobre las retenciones al campo, fue seguida en tiempo real por TV o por Internet. ¿Quién espera leer el diario del día siguiente para conocer los resultados en deporte o en política o saber cómo continúa uno de esos casos periodísticos conmocionantes que se enseñorean de la agenda noticiosa? Efectivamente, la actualidad nacional es frecuentemente sacudida por noticias que generan gran expectativa social, como el asesinato de Kosteki y Santillán, la tragedia de Cromañón, las movilizaciones de Blumberg, o los choques violentos durante el traslado de los restos de Perón a San Vicente, por citar ejemplos recientes.


Sin embargo, pareciera que la gente destina menos tiempo a informarse y que el consumo de información por diversos medios es cada vez más puntual y fragmentario. El público quiere mucha información pero de pocos temas. Cada grupo espera noticias sobre sus intereses. La audiencia ya no desea comprar un diario para leer sólo algunos titulares ni, menos aún, una revista sólo por la revelación que promete la tapa. Como en un shopping, la audiencia quiere verlo todo pero sólo comprar lo que realmente va a usar. Las nuevas audiencias segmentadas están embebidas en sus propios temas. Los jóvenes, por ejemplo, no están "desinformados". Están informados pero sobre algunos temas: rock, tecnologías, deportes, espectáculos. Persiste un interés por la información, pero se buscan contenidos a medida.


En los diarios, las secciones de información general y los suplementos especializados crecen cada vez más. Las demandas de contenidos sobre salud, espectáculos, ocio han transformado la idea misma de información. A veces, al escuchar hablar a periodistas uno tiene la impresión de que creen que la decisión de que algo sea noticia depende de factores metafísicos, como si un hecho pudiera ser o dejar de ser noticia por sí mismo. Obviamente esto no es así. El dispositivo cultural noticia acompaña –tarde o temprano– las demandas sociales del público.


Este público que quiere mucha información sobre pocos temas y que esté disponible para ser consumida cuando él pueda, es además un público activo. La gente no sólo desea leer y escuchar, busca opinar tanto en las radios como en los diarios digitales y de papel. Los consumidores suben a Internet fotos o videos sobre un acontecimiento noticioso o envían el material a la televisión. Es decir, las nuevas audiencias no son sólo receptoras sino también productoras.


Las movilizaciones contra la inseguridad, contra el asentamiento de las empresas papeleras en el río Uruguay o contra el aumento de las retenciones al campo, entre otros, son ejemplos de que ya no se puede decir que la sociedad argentina está "desmovilizada". Lo que sucede, más bien, es que su movilización sigue consignas diferentes a las de los políticos y se activa por otros canales. Avistando esta tendencia, los medios sociales proveen de causas a las que muchos usuarios se suman o crean las propias. Las plataformas participativas (concursos, tests, desafíos) siempre encuentran respuesta.


Quienes se dedican a la gestión de contenidos se encuentran ante un desafío. Su función, cada vez más compleja, requiere investigación, convergencia tecnológica, dirección del talento, marketing, captación de tendencias sociales. Las audiencias se han vuelto públicos. Y el público es activo: transforma la información en un recurso social.

Read more »

Lo individual no quita lo masivo


Juan Gelman

EE.UU. perpetra desde 1980 su propio Plan Cóndor, que ha aplicado ya en una docena de países, incluso de América latina. El prestigioso periodista norteamericano Seymour Hersh, famoso por sus investigaciones del EE.UU. oculto, soltó la bomba en una mesa redonda realizada en la Universidad de Minnesota: existe una "red de ejecución de asesinatos" que cometen tropas de elite y que en su momento concertaba sus operativos directamente con el vicepresidente Dick Cheney, sin pasar por sus mandos naturales. Se ignora si continúa en funciones desde la asunción de Barack Obama.


El Comando Conjunto de Operaciones Especiales (JSOC, por sus siglas en inglés), nombre oficial de la red, se dedica a lo que piadosamente se llama "ejecuciones extrajudiciales", y un silencio de plomo rodea sus actividades. A veces se agrieta: el New York Times (10-3-09) informó que el vicealmirante William H. McRaven, jefe del JSOC en Afganistán, había ordenado suspender los asesinatos de presuntos talibán en razón del elevado número de inocentes muertos en cada uno de la docena de operativos semanales que llevaba a cabo. En diciembre del año pasado –un ejemplo–, sus efectivos habían pasado a mejor vida a seis policías afganos y a un civil en la provincia sureña de Zabul. Talibán muertos, ninguno. Y la suspensión duró poco.


Interrogado sobre el tema, John Hannah, ex asesor nacional de seguridad de Bush-Cheney, explicó que el JSOC apuntaba a quienes habían cometido "actos de guerra contra EE.UU., que están en guerra contra EE.UU. o son sospechosos de planear operaciones de guerra contra EE.UU." (Democracy Now, 4-3-09). Esto no explica por qué, además de Irak y Afganistán, países donde efectivamente EE.UU. está en guerra, el JSOC ha intervenido en Perú, Colombia, Centroamérica, Yemen, Eritrea, Madagascar o Kenia, según las investigaciones de Hersh. Nadie ha encontrado evidencias de que los talibán anden por esos lares.


La independencia de acción del JSOC es tal que no informa de sus actividades, no digamos ya a los gobiernos extranjeros del caso, tampoco a los embajadores norteamericanos ni a las estaciones locales de la CIA, generalmente encargadas de las operaciones encubiertas. "Se supone que matan a personas que figuran en una lista de sospechosos de pertenecer a Al Qaida, o de tener vínculos con ésta, o de ser antiestadounidenses", precisó Hersh. El presidente Gerald Ford firmó una orden ejecutiva en los '70 prohibiendo esta clase de crímenes. Pero los '70 están lejos y W. Bush siempre pensó que no tenía por qué rendir cuentas al Congreso de estos y otros actos anticonstitucionales.


Se recuerda que en el Mensaje sobre el estado de la Unión que emitiera en el 2003, W. Bush habló de los progresos logrados en la lucha "antiterrorista" y mencionó que se había capturado a más de tres mil miembros de Al Qaida y/o sospechosos de serlo. El entonces presidente de los EE.UU. agregó, con la sonrisita que lo caracteriza: "Y permítanme decirles que algunos de ellos no estarán en condiciones de operar nunca más. Lo puedo asegurar" (http://www.cnn.com/, 29-1-03). ¿Cuántos ejecutados habrán sido de Al Qaida, cuántos no? A saber. Un informe interno de la CIA del año 2002 estimaba que la mitad de los detenidos en Guantánamo, y posiblemente más, nada tenía que ver con acciones contra EE.UU.


El ex vicepresidente norteamericano Walter Mondale compartió con Seymour Hersh la mesa redonda en la Universidad de Minnesota. Ambos se refirieron a las características de la intoxicación que el ejercicio del poder ejecutivo causa en los presidentes norteamericanos, teóricamente limitados por el Congreso y la opinión pública, que los lleva a ordenar acciones encubiertas que exceden el mandato que les otorga la Constitución (http://www.alternet.org/, 6-5-09). Mondale y Hersh no ahorraron duras críticas al gobierno anterior. "Fue extraordinario el desprecio que la Casa Blanca de Bush-Cheney propinó al Congreso", opinó Hersh. "Lo bueno de nuestro sistema –agregó– es que eventualmente elegimos nuevos gobernantes (pero) lo que me resulta asombroso es cómo conseguimos líderes tan malos de manera constante." En efecto, es asombroso.


Más de 100 afganos murieron el miércoles pasado a consecuencia de un bombardeo de la fuerza aérea estadounidense en la provincia de Farah (AFP, 6-5-03): se afirmó que unas 25 de las víctimas serían talibán. Se trata de la mayor matanza de civiles desde agosto del 2008, cuando –según investigó la ONU– otro ataque aéreo en la provincia de Herat terminó con la existencia de más de 90 pobladores. EE.UU. negó esta denuncia durante meses y terminó admitiendo que era cierta, pero subrayó que la acción fue legítima. El JSOC hace su trabajo y los ocupantes de Afganistán, también. Cada cual a su manera y a su escala.

Read more »

Contra el fascismo porteño y el silencio de los medios

Por la disolución de la UCEP

Marcha contra el "grupo de tareas" del Gobierno de la Cuidad

La Coordinadora de Lucha en la Ciudad, que nuclea a varias organizaciones sociales convoca hoy a las 18 horas una actividad de denuncia y difusión, para exigir que el Gobierno de la Ciudad el fin del "accionar parapolicial, disolución de la UCEP y contra el avance represivo".

La Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), que depende del Ministro Juan Pablo Piccardo, funciona como un grupo parapolicial, que intimida, utilizando la violencia a hombres, mujeres y niños que por la falta de políticas habitacionales, viven en la calle.

Otra de las "tareas" que lleva adelante es la intervención en desalojos, aún en los que se hacen sin sentencia judicial, con una brutalidad propia de otra época. Actuando de noche y en autos sin identificación.

La convocatoria es en la intersección entre la Avenida Corrientes y Agüero. A su vez, el jueves 21, a las 17 hs. se realizará un escrache a la UCEP, que funciona en Carlos Pellegrini y Perón.

Read more »

Victor Hugo Morales y la Ley de Radiodifusión

Read more »

Debate "A Dos Voces": Carlos Heller - Lopez Murphy (Parte 1)

Read more »

Debate "A Dos Voces": Carlos Heller - Lopez Murphy (Parte 2)

Read more »

Debate "A Dos Voces": Carlos Heller - Lopez Murphy (Parte 4)

Read more »

Debate "A Dos Voces": Carlos Heller - Lopez Murphy (Parte 3)

Read more »

6 .7. 8. Biolcati...no aclare que oscurece, intenta explicar más cínico y golpista que nunca...

Read more »

Ironías de Orlando Barone. Por qué hay que votar por la oposición

Hay que votar a la oposición para no volver a votar a esta dictadura. Que reprime en las calles y que impide marchas pastorales pacifistas, donde se pueda decir la verdad: que Kirchner es Nerón. Sí, hay que votar a la oposición para que los grandes medios vuelvan a atener libertad de prensa. Y no como ahora que tienen que callarse por miedo a la persecución. Porque si critican al gobierno van a la mazmorra, y si no lo alaban y dicen que es maravilloso, los echan de /Clarín/, de /La Nación/,de /Perfil/, de /Ámbito/, de /El Cronista/, de /Para Ti/, de /Gente/y de la mayor parte de los canales y emisoras. Hay que votar a la oposición porque la Expoagro es postergada y tiene que realizarse a escondidas y con recursos modestos. Y porque las tapas de los grandes diarios y noticieros están censuradas y condenadas a poner títulos chupamedias del gobierno. Y el ciudadano debe resignarse a tener que leer, ver y escuchar únicamente noticias benévolas oficialistas. Porque los grandes diarios no pueden publicar editoriales que denuncien escándalos y corrupción; y porque los noticieros tienen que ocultar el drama de la inseguridad y no poner en pantalla a víctimas de delitos para que nadie se entere de que las calles son un matadero. Porque los ricos y famosos de la farándula no se atreven a decir lo que piensan acerca de torturar y fusilar o guillotinar a los delincuentes a simple vista. Porque los taxistas van calladitos sin decir nada en contra del Gobierno y miran por el espejito desconfiando de los pasajeros porteños, que son todos oficialistas. Porque no se puede denunciar que Guillermo Moreno manipula el Indec. Y porque el periodismo político está controlado. Y tiene que contenerse de revelar que El Calafate es como el principado de Mónaco. Y porque ningún entrevistador puede entrevistar libremente a los líderes opositores, que por eso nunca aparecen en pantalla y son condenados al silencio. Nadie sabe quiénes son los políticos opositores porque no tienen espacio en los medios: los censuran. Y porque también el campo es silenciado. Y aunque sus dirigentes no participan en la política y son neutrales, es sospechado. Porque los representantes rurales están sin voz, empobrecidos. Porque se les impide bloquear rutas, decomisar camiones y presionar intendentes y legisladores. Y mientras, el vicepresidente por temor a represalias no se atreve a confesar su adoración por la soja y debe comportarse furtivamente de todo el esfuerzo que hace para que no haya más retenciones. Hay que votar a la oposición para que cuando el país deje de percibir estos ingresos, los ciudadanos que no tienen campo compensen la falta de dinero de la retenciones pagando más impuestos. Hay que votar a la oposición para que el país vuelva al FMI como se debe, para que termine sus relaciones con países indígenas que inferiorizan a la Argentina, y para que los sindicatos dejen de expoliar a las patronales. Hay que votar a la oposición para salvarnos de este desastre que no deja ni siquiera ánimo ni plata para festejar Semana Santa e irse ala costa en masa. Los ciudadanos son sabios. Por eso, si la dictadura gana es por fraude. O por culpa de la OEA
Read more »

Paco De Narváez. Un candidato de los medios.

Historia para ser contada
.

Oscar Natalichio



En este artículo, el economista Oscar Natalichio, Secretario de Extensión Académica de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo, enlaza, en una serie de capítulos, la relación de Francisco "Paco" de Narváez con el caso del contrabando de efedrina, a raíz de la comprobada relación entre el candidato del PRO-Peronismo con Mario Roberto Segovia, uno de los detenidos por ese delito.

CAPÍTULO 1

El ciudadano Mario Roberto Segovia fue detenido el 23 de noviembre de 2008. Este rosarino exhibicionista utilizaba para identificarse un documento a nombre de Héctor Germán Benítez, con DNI número 27.743.643, fue detenido por una de las causas de desvío de más de 8 toneladas de efedrina a México, material que se utiliza para la fabricación de estupefacientes.
Este ciudadano, utilizando el documento de Benítez, se convierte en un pequeño importador de discos abrasivos para pulir, de origen chino, por un valor de pesos seis mil. En realidad se trataba de un contrabando de discos, pero no de pulir, de discos compactos, y no por seis mil pesos sino por dos millones quinientos mil dólares, en un contenedor completo.
La aduana descubrió la burda maniobra de contrabando cuando nadie pasaba a retirar el contenedor e incautó la mercadería el 18 de agosto de 2006. A continuación, el juez Astrada solicitó a la empresa Nextel el registro magnético de las comunicaciones telefónicas del falso Benítez, es decir, de Mario Roberto Segovia.
Nextel responde al juez el 12 de julio de 2007 (casi un año después) y la planilla que presentara forma parte del expediente de la causa 5564 sobre contrabando.

CAPÍTULO 2

Horacio Verbistsky señala, en su artículo del domingo 19 de abril en Página 12, que la campaña que lleva adelante Francisco de Narváez por un cargo legislativo en la provincia de Buenos Aires, es la más costosa de toda la historia. Sólo en el partido Argentina-Venezuela, Paco de Narváez gastó más de medio millón de pesos según datos de Torneos y Competencias, por pasar 4 veces el spot que lo muestra con la consigna "La seguridad se hace" y por hacerle 3 planos en la tribuna con su esposa embarazada. A ello –agrega HV- hay que sumarles 300 mil pesos por semana por el uso de afiches en vía pública, 380 mil por la impresión de los afiches y hasta 40 mil pesos por cada una de las gigantografías colocadas. Además 160 mil pesos en canales de cable y entre 26 y 35 mil pesos por cada 13 segundos en los canales de aire. Además de los grandes honorarios de los publicistas. Alguien de su entorno, quizá con doble intención, comentó que "el Paco colombiano no se limita en gastos". Amigos de Francisco de Narváez, expertos en el tema, comentaban que quien hizo ese comentario lo hizo porque no tuvo más remedio que aceptar el segundo lugar.

CAPÍTULO 3

El viernes 17 de abril, un periodista de Página 12 se contacta con Paco de Narváez y en su edición del domingo HV reproduce el breve diálogo:
1. Página 12 a De Narváez: ¿Conoce usted a Mario Segovia, detenido por el tráfico de efedrina?
2. Respuesta de Paco: No. NUNCA TUVE UN CONTACTO CON ÉL

El periodista amplía su pregunta, ya que Segovia operaba como Benítez.

3. Página 12 a De Narváez: Segovia usaba un documento a nombre de Benítez. ¿Tampoco lo recuerda?
4. Respuesta de Paco: No. JAMÁS LO OÍ NOMBRAR

Hay que considerar que ambos nombres estuvieron en primera plana de diarios y noticiero televisivos y que Paco de Narváez, el cruzado que más se preocupa por nuestra seguridad, tanto, que la piensa hacer, posiblemente no lea diarios ni mire televisión
Cumplido su objetivo, el periodista le dice "gracias por responder a la consulta" y el aplomado Paco responde "GRACIAS A USTED POR CONSULTAR"

CAPÍTULO 4

Habíamos mencionado que con fecha 12 de julio la empresa Nextel Comunications Argentina SA entregó a la causa 5564 del Juzgado en lo Penal Económico Nº 1, Secretaría 1, a cargo de la doctora Fernanda Foit, una nota donde pone en conocimiento de la causa de que Benítez Héctor Germán, DNI 27.743.643 fue cliente de Nextel desde el 22 de junio de 2006 hasta el 13 de noviembre de 2006. Obsérvese de que se trata del período en el cual se estaba produciendo el contrabando de discos compactos. La dirección del Benítez sobre el cual Paco de Narváez jamás oyó nombrar, era la calle Entre Ríos 1031, 1º piso de la ciudad de Rosario y los números asignados fueron dos 114994-4054 y 5396.
Junto con la nota la empresa Nextel entrega la planilla con los cruces telefónicos de Benítez a otros y de otros a Benítez.

CAPÍTULO 5

Para algunos desprevenidos resultó toda una sorpresa encontrar en esta lista tres llamadas que Paco de Narváez le hiciera a una persona que jamás vio, que jamás conoció, con la que nunca tuvo ningún contacto tal como él mismo declaró al periodista de Página 12.
Llamadas que no atendió Paco de Narváez. Llamadas que realizó Paco de Narváez al Benítez duplicado, o sea a Segovia, y lo hizo tres veces, como si supiese bien a quién se las hacía.

CAPÍTULO 6

El primer llamado –escribe HV en Página 12- la realiza al mediodía del 25 de junio al celular que Benítez-Segobia había recibido de Nextel apenas dos días atrás. ¿Cómo supo de Narváez el número de un desconocido y con un celular nuevo, con menos de 48 horas de uso? La llamada la realizó cuando el cargamento de 17 toneladas de DVDs y CDs estaban viajando hacia Buenos Aires como "artículos cerámicos refractarios". La comunicación duró 107 segundos.
Las otras dos llamadas fueron realizadas el 1º de septiembre a la noche, pocos días después del decomiso del contrabando y también arrancaron desde el teléfono de Paco de Narváez hacia el del Benítez duplicado. El Benítez que don Paco "jamás oyó nombrar", con el Benítez con el que don Paco "jamás tuvo ningún contacto"
H.V. señala que las comunicaciones de De Narváez son de una llamativa brevedad, y agrega: "como si se limitara al control de un hecho conocido por ambas partes".

CAPÍTULO 7

Al inicio marcaba que Roberto Segovia fue detenido el 23 de noviembre del año pasado. Pero no informé donde. Su detención se produce en el aeropuerto de la ciudad de Buenos Aires cuando iba a tomar un avión que lo llevaba a Puerto Iguazú, y de allí a la famosa "Triple Frontera".
Viajaba como Benítez, con el documento de un preso detenido en el 2003 por robo y alojado en el penal de Sierra Chica, documento al que le había cambiado la foto y que se descubre el 24 de diciembre de 2008 en la actuación del juez Aguinsky mediante el cotejo de huellas dactilares y pericias caligráficas.

CAPÍTULO 8

H.V. menciona que entre el momento de los llamados de Paco a Segovia igual Benítez, este último compró más de 8 toneladas de efedrina para llevar a México, donde se valúan en más de 30 millones de dólares. La Efedrina ingresa "legalmente" al país para "uso local" y se la envía camuflada a México. H.V. señala un frustrado contrabando en una exportación de 12 toneladas de azúcar que contenían adentro 525 kilos de efedrina.
El contrabando de efedrina es un enorme negocio que le permite a quienes lo realizan entrar en "éxtasis" al contar con millones de pesos que les permiten hacer muchas cosas, desde llevar una vida familiar holgada y fastuosa hasta pagar costosas campañas electorales.
Cuando se allana la vivienda del Benítez duplicado los investigadores encuentran: 18 armas de fuego, 1 Rolls Royce, 2 4x4 Hummer, muchos relojes Rolex, 300 mil euros, 70 mil dólares, 3 kilos de oro y se abre una nueva investigación pues se presume que el hombre a quién Paco no conoció jamás estaría también involucrado con el ingreso de vehículos de lujo dentro del régimen de franquicias para diplomáticos.

CAPÍTULO 9

H.V. comenta que el 22 de septiembre de 2006, mes en que se produce la última llamada a Paco de Narváez con el Benítez duplicado, llega a Ezeiza un sobre de Federal Express a nombres de Benítez. Lo envía el laboratorio francés Latoxán.
El sobre contiene dos peligrosas sustancias que se utilizan como armas químicas (prohibidas). Lo componen 500 miligramos de ricinina y 250 de aconitina.
Para llegar a Buenos Aires el sobre se fue de turismo. Pasó primero por los EEUU, luego por Brasil y por último a Buenos Aires.
Es interesante mencionar que 3 miligramos de aconitina son suficientes para asesinar a un adulto y que no hay antídoto conocido. Con 250 gramos se puede matar a muchísimas personas.
Por este caso, el juez Berón de Astrada procesó al hombre que no conoce De Narváez, es decir a Segovia igual Benítez,. Lo procesó por contrabando de sustancias que representan, según el juez, "un importante peligro para la salud pública"

CAPÍTULO 10

Todos conocemos lo dificultoso que es realizar un trámite en instituciones del Estado. Días y días de trámites. A veces meses. A veces años.
La Sedronar, es decir la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la lucha contra el Narcotráfico ¡QUÉ TÍTULO! tiene a su cargo el registro de precursores químicos sin cuya autorización no se pueden comercializar. Pero Segovia o Benítez duplicado se registró en tiempo record, en sólo 24 y por teléfono.
El titular del organismo de pomposo título, el Sedronar, es el odontólogo José Granero. Don José fue sub-interventor del PAMI y fuertemente vinculado a Luís Barrionuevo y comercializador de medicamentos adulterados, donde en uno de los canales de venta operaba Sebastián Forza, el empresario asesinado junto a otros dos en lo que se llama el triple crimen de general Rodríguez.
Cuando Ocaña asumió el cargo despidió al odontólogo que no se quedó sin trabajo, pasó a SEDRONAR quedando a cargo del registro. Hoy Granero está siendo investigado por "fallas notorias en los procedimientos de control"

CAPÍTULO 11

Hasta aquí lo que analizara H.V. Ahora vamos a prestar nuestra modesta colaboración, con datos que no posee el periodista mencionado.
Al inicio de los años noventa se realiza en la sede del IADE una conferencia donde participan, entre otros, dos serios economistas: Kavishe y Basualdo sus nombres. En esa conferencia los exponentes presentaban el resultado de sus investigaciones realizadas sobre empresas que estaban involucradas en el transporte de estupefacientes y del lavado de dinero. Mencionan a varias empresas afincadas en Colombia, en Arizona, EEUU y en la Argentina. Una de ellas aparece con el nombre de Casa Tía.

CAPÍTULO 12

Resumimos la situación de los grandes protagonistas de esta historia.

El argentino Sebastián Forza muerto, asesinado.
El argentino Benítez original preso aún en Sierra Chica
El argentino Barrionuevo continúa haciendo plata sin trabajar
El argentino Granero, el odontólogo, demostrando su eficiencia en la administración pública
El argentino Benítez duplicado igual Segovia, detenido y procesado
El colombiano Paco de Narváez jurando, si es elegido diputado, que va a combatir a la delincuencia.

CAPÍTULO 13

Queda un gran Interrogante a resolver.

Todos los que saben y los que dicen saber aseguran que el rosarino exhibicionista Benítez-Segobia no tiene el perfil de un capo o líder, y que aún falta saber quién es en realidad el patrón.

¿QUIÉN SERÁ EL PATRÓN?

Read more »

Gracias por estar
----->POR NUESTRA SALUD MENTAL Y POR NUESTRAS DEMOCRACIAS CONSTANTEMENTE EN PELIGRO, "NUEVA LEY DE RADIODIFUSIÓN"....URGENTE<---------->ESTE ES UN BLOG SÓLO PARA GENTE VULGAR ~ INTELECTUALES-INTELIGENTES Y SABIOS COMO VOS ABSTENERSE ~~~~ NO TE OLVIDES DE JORGE JULIO LÓPEZ ~~~~ ¿TE ACORDÁS DE LOURDES DI NATALE?<--------->NO TE OLVIDES DE LA IV FLOTA NI DEL ACUÍFERO GUARANÍ<----

Gorilas Argentinos

Pajarito Comecocos

La Mierda Oficialista

Pino Qué Te Pasó ??

La Mesa Criolla

Los une el es pando

Garzón es Argentino

Pino y Doña Rosa contra los bloggeros que no piensan como él (un escándalo)

Nace UnaSur. Agarrate Catalina. Néstor Por Siempre

El hombre que nunca dejó de ser un niño

Quisiera que me recuerden

Llegaremos a tiempo. Si Pingüino Querido. ¡¡Si!!

Treinta mil

Hasta Siempre Néstor

Liliana Felipe

Dame un candidato. Barragán. Je

Related Posts with Thumbnails