BLOG NO RECOMENDABLE A SOBERBIOS, RACISTAS, FASCISTAS, INTOLERANTES, POLÍTICOS, UNIFORMADOS, GUSANOS, NEOLIBERALES, PERIODISTAS DE MULTIMEDIOS EMPLEADOS DE LA S.I.P, HOMOFÓBICOS... ENTRE OTRAS DECADENCIAS ELITISTAS DE ESTE MUNDO PRECARIO.
........................."Je t'aime" n'est pas un sentiment, c'est une vérité.

NO TE OLVIDES DE JORGE JULIO LÓPEZ ~~~~ ¿TE ACORDÁS DE LOURDES DI NATALE?NO TE OLVIDES DE LA IV FLOTA, LAS BASES MILITARES EN COLOMBIA, EL GOLPE EN HONDURAS

Primera marcha en Honduras contra Porfirio Lobo, el elegido de los golpistas.

.
Unos 10 mil integrantes del Frente Nacional de Resistencia Popular en Honduras salieron a las calles de Tegucigalpa y se dirigieron a la casa de Gobierno para pedir una constituyente, el respeto a los derechos humanos y el cese de los asesinatos de la corrupción, explicó a la prensa el activista Rafael Alegría.
.

Marcha en Honduras Unos 10 mil integrantes del Frente Nacional de Resistencia Popular en Honduras salieron a las calles de Tegucigalpa y se dirigieron a la casa de Gobierno para pedir una constituyente, el respeto a los derechos humanos y el cese de los asesinatos de la corrupción, explicó a la prensa el activista Rafael Alegría.
.
Específicamente, protestaron por el asesinato de tres de sus miembros durante el gobierno que preside Porfirio Lobo. Condenaron el crimen contra Claudia Brizuela, de 36 años, en San Pedro Sula, y la muerte de Vanessa Zepeda y Julio Fúnez, también miembros activos de la resistencia.
.
La manifestación contó con el apoyo de miles de integrantes de organizaciones obreras, campesinas, docentes, estudiantiles, indígenas y defensoras de los derechos humanos.
.
Repelidos por un cordón militar que custodiaba la residencia presidencial, cambiaron su ruta hacia el Congreso de la República. Esta es la primera manifestación del Frente contra el presidente Porfirio Lobo, quien asumió el poder el pasado 27 de enero.
.
"El pueblo hondureño está en pie de lucha frente a la dictadura y día a día consolida su respuesta organizada frente al régimen totalitario que se instaló con la fuerza de la armas para preservar un sistema de privilegios que se beneficia de la explotación y el robo", indicó un comunicado del Frente.
.
Reiteraron, además, que no descansarán hasta lograr la refundación del Estado a través de la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente. 2
Read more »

El niño Proletario

.
Tal vez, los que ahora se preocupen por la pobreza se parezcan al Esteban, al Gustavo (que están más abajo), o a cualquier persona de bien que no quiere que la jodan y no se mete en lo que no le importa. Pero, la vida por estos lados, está llena de hipocrecías, de violencias cotidianas que nadie ve, de olvidos que no son registrados y seres abandonados a la furia arrolladora de una sociedad canalla que fabrica injusticias a cada latido de un señor o una señora de nuestra burguesía tilinga...
.
Desde que empieza a dar sus primeros pasos en la vida, el niño proletario sufre las consecuencias de pertenecer a la clase explotada. Nace en una pieza que se cae a pedazos, generalmente con una inmensa herencia alcohólica en la sangre. Mientras la autora de sus días lo echa al mundo, asistida por una curandera vieja y reviciosa, el padre, el autor, entre vómitos que apagan los gemidos lícitos de la parturienta, se emborracha con un vino más denso que la mugre de su miseria.

Me congratulo por eso de no ser obrero, de no haber nacido en un hogar proletario.

El padre borracho y siempre al borde de la desocupación, le pega a su niño con una cadena de pegar, y cuando le habla es sólo para inculcarle ideas asesinas. Desde niño el niño proletario trabaja, saltando de tranvía en tranvía para vender sus periódicos. En la escuela, que nunca termina, es diariamente humillado por sus compañeros ricos. En su hogar, ese antro repulsivo, asiste a la prostitución de su madre, que se deja trincar por los comerciantes del barrio para conservar el fiado.

En mi escuela teníamos a uno, a un niño proletario.

Stroppani era su nombre, pero la maestra de inferior se lo había cambiado por el de ¡Estropeado! A rodillazos llevaba a la Dirección a ¡Estropeado! cada vez que, filtrado por el hambre, ¡Estropeado! no acertaba a entender sus explicaciones. Nosotros nos divertíamos en grande.

Evidentemente, la sociedad burguesa, se complace en torturar al nino proletario, esa baba, esa larva criada en medio de la idiotez y del terror.

Con el correr de los años el niño proletario se convierte en hombre proletario y vale menos que una cosa. Contrae sífilis y, enseguida que la contrae, siente el irresistible impulso de casarse para perpetuar la enfermedad a través de las generaciones. Como la única herencia que puede dejar es la de sus chancros jamás se abstiene de dejarla. Hace cuantas veces puede la bestia de dos espaldas con su esposa ilícita, y así, gracias a una alquimia que aún no puedo llegar a entender (o que tal vez nunca llegaré a entender), su semen se convierte en venéreos niños proletarios. De esa manera se cierra el círculo, exasperadamente se completa.

¡Estropeado!, con su pantaloncito sostenido por un solo tirador de trapo y los periódicos bajo el brazo, venía sin vernos caminando hacia nosotros, tres niños burgueses: Esteban, Gustavo, yo.

La execración de los obreros también nosotros la llevamos en la sangre.

Gustavo adelantó la rueda de su bicicleta azul y así ocupó toda la vereda. ¡Estropeado! hubo de parar y nos miró con ojos azorados, inquiriendo con la mirada a qué nueva humillación debía someterse. Nosotros tampoco lo sabíamos aún pero empezamos por incendiarle los periódicos y arrancarle las monedas ganadas del fondo destrozado de sus bolsillos. ¡Estropeado! nos miraba inquiriendo con la cara blanca de terror

¡Oh! por ese color blanco de terror en las caras odiadas, en las fachas obreras más odiadas, por verlo aparecer sin desaparición nosotros hubiéramos donado nuestros palacios multicolores, la atmósfera que nos envolvía de dorado color.

A empujones y patadas zambullimos a ¡Estropeado! en el fondo de una zanja de agua escasa. Chapoteaba de bruces ahí, con la cara manchada de barro. Nuestro delirio iba en aumento. La cara de Gustavo aparecía contraída por un espasmo de agónico placer. Esteban alcanzó un pedazo cortante de vidrio triangular. Los tres nos zambullimos en la zanja. Gustavo, con el brazo que le terminaba en un vidrio triangular en alto, se aproximó a ¡Estropeado!, y lo miró. Yo me aferraba a mis testículos por miedo a mi propio placer, temeroso de mi propio ululante, agónico placer. Gustavo le tajeó la cara al niño proletario de arriba hacia abajo y después ahondó lateralmente los labios de la herida. Esteban y yo ululábamos. Gustavo se sostenía el brazo del vidrio con la otra mano para aumentar la fuerza de la incisión.

No desfallecer, Gustavo, no desfallecer.

Nosotros quisiéramos morir así, cuando el goce y la venganza se penetran y llegan a su culminación.

Porque el goce llama al goce, llama a la venganza, llama a la culminación.

Porque Gustavo parecía, al sol, exhibir una espada espejeante con destellos que también a nosotros venían a herirnos en los ojos y en los órganos del goce.

Porque el goce ya estaba decretado ahí, por decreto, en ese pantaloncito sostenido por un solo tirador de trapo gris, mugriento y desflecado.

Esteban se lo arrancó y quedaron al aire las nalgas sin calzoncillos, amargamente desnutridas del niño proletario. El goce estaba ahí, ya decretado, y Esteban, Esteban de un solo manotazo, arrancó el sucio tirador. Pero fue Gustavo quien se le echó encima primero, el primero que arremetió contra el cuerpiño de ¡Estropeado!, Gustavo, quien nos lideraría luego en la edad madura, todos estos años de fracasada, estropeada pasión: él primero, clavó primero el vidrio triangular donde empezaba la raya del trasero de ¡Estropeado! y prolongó el tajo natural. Salió la sangre esparcida hacia arriba y hacia abajo, iluminada por el sol, y el agujero del ano quedó húmedo sin esfuerzo como para facilitar el acto que preparábamos. Y fue Gustavo, Gustavo el que lo traspasó primero con su falo, enorme para su edad, demasiado filoso para el amor.

Esteban y yo nos conteníamos ásperamente, con las gargantas bloqueadas por un silencio de ansiedad, desesperación. Esteban y yo. Con los falos enardecidos en las manos esperábamos y esperábamos, mientras Gustavo daba brincos que taladraban a ¡Estropeado! y ¡Estropeado! no podía gritar, ni siquiera gritar, porque su boca era firmernente hundida en el barro por la mano fuerte militar de Gustavo.

A Esteban se le contrajo el estómago a raíz de la ansiedad y luego de la arcada desalojó algo del estómago, algo que cayó a mis pies. Era un espléndido conjunto de objetos brillantes, ricamente ornamentados, espejeantes al sol. Me agaché, lo incorporé a mi estómago, y Esteban entendió mi hermanación. Se arrojó a mis brazos y yo me bajé los pantalones. Por el ano desocupé. Desalojé una masa luminosa que enceguecía con el sol. Esteban la comió y a sus brazos hermanados me arrojé.

Mientras tanto ¡Estropeado! se ahogaba en el barro, con su ano opaco rasgado por el falo de Gustavo, quien por fin tuvo su goce con un alarido. La inocencia del justiciero placer.

Esteban y yo nos precipitamos sobre el inmundo cuerpo abandonado. Esteban le enterró el falo, recóndito, fecal, y yo le horadé un pie con un punzón a través de la suela de soga de alpargata. Pero no me contentaba tristemente con eso. Le corté uno a uno los dedos mugrientos de los pies, malolientes de los pies, que ya de nada irían a servirle. Nunca más correteos, correteos y saltos de tranvía en tranvía, tranvías amarillos.

Promediaba mi turno pero yo no quería penetrarlo por el ano.

—Yo quiero succión —crují.

Esteban se afanaba en los últimos jadeos. Yo esperaba que Esteban terminara, que la cara de ¡Estropeado! se desuniera del barro para que ¡Estropeado! me lamiera el falo, pero debía entretener la espera, armarme en la tardanza. Entonces todas las cosas que le hice, en la tarde de sol menguante, azul, con el punzón. Le abrí un canal de doble labio en la pierna izquierda hasta que el hueso despreciable y atorrante quedó al desnudo. Era un hueso blanco como todos los demás, pero sus huesos no eran huesos semejantes. Le rebané la mano y vi otro hueso, crispados los nódulosfalanges aferrados, clavados en el barro, mientras Esteban agonizaba a punto de gozar. Con mi corbata roja hice un ensayo en el cuello del niño proletario. Cuatro tirones rápidos, dolorosos, sin todavía el prístino argénteo fin de muerte. Todavía escabullirse literalmente en la tardanza.

Gustavo pedía a gritos por su parte un fino pañuelo de batista. Quería limpiarse la arremolinada materia fecal con que ¡Estropeado! le ensuciara la punta rósea hiriente de su falo. Parece que ¡Estropeado! se cagó. Era enorme y agresivo entre paréntesis el falo de Gustavo. Con entera independencia y solo se movía, así, y así, cabezadas y embestidas. Tensaba para colmo los labios delgados de su boca como si ya mismo y sin tardanza fuera a aullar. Y el sol se ponía, el sol que se ponía, ponía. Nos iluminaban los últimos rayos en la rompiente tarde azul. Cada cosa que se rompe y adentro que se rompe y afuera que se rompe, adentro y afuera, adentro y afuera, entra y sale que se rompe, lívido Gustavo miraba el sol que se moría y reclamaba aquel pañuelo de batista, bordado y maternal. Yo le di para calmarlo mi pañuelo de batista donde el rostro de mi madre augusta estaba bordado, rodeado por una esplendente aureola como de fingidos rayos, en tanto que tantas veces sequé mis lágrimas en ese mismo pañuelo, y sobre él volqué, años después, mi primera y trémula eyaculación.

Porque la venganza llama al goce y el goce a la venganza pero no en cualquier vagina y es preferible que en ninguna. Con mi pañuelo de batista en la mano Gustavo se limpió su punta agresiva y así me lo devolvió rojo sangre y marrón. Mi lengua lo limpió en un segundo, hasta devolverle al paño la cara augusta, el retrato con un collar de perlas en el cuello, eh. Con un collar en el cuello. Justo ahí.

Descansaba Esteban mirando el aire después de gozar y era mi turno. Yo me acerqué a la forma de ¡Estropeado! medio sepultada en el barro y la di vuelta con el pie. En la cara brillaba el tajo obra del vidrio triangular. El ombligo de raquítico lucía lívido azulado. Tenía los brazos y las piernas encogidos, como si ahora y todavía, después de la derrota, intentara protegerse del asalto. Reflejo que no pudo tener en su momento condenado por la clase. Con el punzón le alargué el ombligo de otro tajo. Manó la sangre entre los dedos de sus manos. En el estilo más feroz el punzón le vació los ojos con dos y sólo dos golpes exactos. Me felicitó Gustavo y Esteban abandonó el gesto de contemplar el vidrio esférico del sol para felicitar. Me agaché. Conecté el falo a la boca respirante de ¡Estropeado! Con los cinco dedos de la mano imité la forma de la fusta. A fustazos le arranqué tiras de la piel de la cara a ¡Estropeado! y le impartí la parca orden:

—Habrás de lamerlo. Succión—¡Estropeado! se puso a lamerlo. Con escasas fuerzas, como si temiera hacerme daño, aumentándome el placer.

A otra cosa. La verdad nunca una muerte logró afectarme. Los que dije querer y que murieron, y si es que alguna vez lo dije, incluso camaradas, al irse me regalaron un claro sentimiento de liberación. Era un espacio en blanco aquel que se extendía para mi crujir.

Era un espacio en blanco.

Era un espacio en blanco.

Era un espacio en blanco.

Pero también vendrá por mí. Mi muerte será otro parto solitario del que ni sé siquiera si conservo memoria.

Desde la torre fría y de vidrio. Desde donde he con templado después el trabajo de los jornaleros tendiendo las vías del nuevo ferrocarril. Desde la torre erigida como si yo alguna vez pudiera estar erecto. Los cuerpos se aplanaban con paciencia sobre las labores de encargo. La muerte plana, aplanada, que me dejaba vacío y crispado. Yo soy aquel que ayer nomás decía y eso es lo que digo. La exasperación no me abandonó nunca y mi estilo lo confirma letra por letra.

Desde este ángulo de agonía, la muerte de un niño proletario es un hecho perfectamente lógico y natural. Es un hecho perfecto.

Los despojos de ¡Estropeado! ya no daban para más. Mi mano los palpaba mientras él me lamía el falo. Con los ojos entrecerrados y a punto de gozar yo comprobaba, con una sola recorrida de mi mano, que todo estaba herido ya con exhaustiva precisión. Se ocultaba el sol, le negaba sus rayos a todo un hemisferio y la tarde moría. Descargué mi puño martillo sobre la cabeza achatada de animal de ¡Estropeado!: él me lamía el falo. Impacientes Gustavo y Esteban querían que aquello culminara para de una buena vez por todas: Ejecutar el acto. Empuñé mechones del pelo de ¡Estropeado! y le sacudí la cabeza para acelerar el goce. No podía salir de ahí para entrar al otro acto. Le metí en la boca el punzón para sentir el frío del metal junto a la punta del falo. Hasta que de puro estremecimiento pude gozar. Entonces dejé que se posara sobre el barro la cabeza achatada de animal.

—Ahora hay que ahorcarlo rápido —dijo Gustavo.

—Con un alambre —dijo Esteban en la calle de tierra donde empieza el barrio precario de los desocupados.

—Y adiós Stroppani ¡vamos! —dije yo.

Remontamos el cuerpo flojo del niño proletario hasta el lugar indicado. Nos proveímos de un alambre. Gustavo lo ahorcó bajo la luna, joyesca, tirando de los extremos del alambre. La lengua quedó colgante de la boca como en todo caso de estrangulación.
.
Del libro "Sebregondi retrocede"
de Osvaldo Lamborghini,
publicado en 1973.
© herederos de Osvaldo Lamborghini.
Read more »

Un escandaloso fallo de la Justicia favorece a Clarín y perjudica a los usuarios de cable

.
Un fa­llo de la Jus­ti­cia ha­bi­li­tó a Ca­ble­vi­sión (pro­pie­dad del gru­po Cla­rín) y a las ope­ra­do­ras de ca­ble a im­ple­men­tar el au­men­to que la Co­mi­sión Na­cio­nal de De­fen­sa de la Com­pe­ten­cia les ha­bía sus­pen­di­do por 60 días.

Mirar televisión por cable es cada vez más caro.

Por
Ru­bén Pe­rey­ra

Se sue­le di­bu­jar a la Jus­ti­cia co­mo una se­ño­ra con los ojos ven­da­dos pa­ra ejem­pli­fi­car que es im­par­cial y que no ve a quié­nes fa­vo­re­ce o per­ju­di­ca con sus fa­llos. Sin em­bar­go, hay de­ma­sia­da his­to­ria en es­te país pa­ra con­ven­cer­nos de que no siem­pre se fa­lla "a fa­vor de los pe­que­ños" ni el tiem­po es­tá a su fa­vor.

Ayer la Sa­la II de la Cá­ma­ra Na­cio­nal de Ape­la­cio­nes Ci­vil y Co­mer­cial aca­ba de dar un ejem­plo ca­te­gó­ri­co de có­mo la jus­ti­cia pue­de per­ju­di­car a un gran nú­me­ro de per­so­nas y fa­vo­re­cer, a su vez, a un pul­po eco­nó­mi­co. Es­ta his­to­ria co­men­zó el mes de ene­ro pa­sa­do, cuan­do las ope­ra­do­ras de ca­ble anun­cia­ron un au­men­to en el ser­vi­cio que pres­tan; de in­me­dia­to, el 21 de ene­ro, la Co­mi­sión Na­cio­nal de De­fen­sa de la Com­pe­ten­cia dic­tó una re­so­lu­ción (la 8/10) me­dian­te la cual de­ja­ba sin efec­to el au­men­to en el ca­ble. La re­so­lu­ción de la CNDC es­ta­ble­cía que las ope­ra­do­ras "se abs­ten­gan de au­men­tar el pre­cio de los abo­nos por el tér­mi­no de 60 días".

Pos­te­rior­men­te, el 2 de fe­bre­ro, la CNDC dic­tó otra re­so­lu­ción (la 13/10) en la cual les or­de­na­ba a las em­pre­sas que en ca­so de ha­ber­se apli­ca­do el au­men­to anun­cia­do, se ocu­pa­ran de de­vol­ver ese im­por­te a los con­su­mi­do­res.

An­te es­to, Ca­ble­vi­sión SA (pro­pie­dad del gru­po Cla­rín) pre­sen­tó un re­cur­so an­te la Jus­ti­cia pa­ra que dic­te una me­di­da cau­te­lar que de­je sin efec­to las re­so­lu­cio­nes de la Co­mi­sión Na­cio­nal de De­fen­sa de la Com­pe­ten­cia, co­sa que fi­nal­men­te lo­gró con el fa­llo co­no­ci­do ayer.

Ca­ble­vi­sión ale­ga­ba en su pre­sen­ta­ción que la CNDC "ca­re­cía de com­pe­ten­cia pa­ra dic­tar me­di­das cau­te­la­res" y se que­ja­ba de que en los úl­ti­mos años vio in­cre­men­ta­dos sus cos­tos en un 95%, en tan­to que los au­men­tos en el ser­vi­cio ape­nas lle­ga­ban al 68%.

La Jus­ti­cia re­sol­vió dar­le la ra­zón a Ca­ble­vi­sión y a las ope­ra­do­res de ca­ble que anun­cia­ron el au­men­to, per­ju­di­can­do de es­te mo­do a mi­llo­nes de abo­na­dos.

Lo que ale­ga la sa­la es que la me­di­da cau­te­lar de­be ser dic­ta­da por el Tri­bu­nal Na­cio­nal de De­fen­sa de la Com­pe­ten­cia, un tri­bu­nal ad­mi­nis­tra­ti­vo que si bien fue crea­do aún no es­tá in­te­gra­do, en los he­chos, no exis­te. Es de­cir que el fa­llo no só­lo fa­vo­re­ce al Gru­po Cla­rín si­no que ade­más es­ta­ble­ce que en la con­tro­ver­sia de­be in­ter­ve­nir un or­ga­nis­mo que to­da­vía no exis­te. El fa­llo cri­ti­ca ade­más al Po­der Eje­cu­ti­vo por no ha­ber con­for­ma­do di­cho or­ga­nis­mo.

La sa­la no só­lo se en­tro­me­te con la de­ci­sión de po­lí­ti­ca de in­te­grar el or­ga­nis­mo ci­ta­do, si­no que ade­más pa­re­ce es­tar muy en­te­ra­da de los nú­me­ros em­pre­sa­rios y, dan­do por cier­to lo es­gri­mi­do por Ca­ble­vi­sión res­pec­to de los cos­tos, di­ce que "el au­men­to es­tá jus­ti­fi­ca­do con el in­cre­men­to de sus cos­tos y con el in­ne­ga­ble ni­vel de in­fla­ción".

El fa­llo de la sa­la II es­tá fir­ma­do por los jue­ces Ri­car­do Víc­tor Gua­ri­no­ni, Gra­cie­la Me­di­na y Al­fre­do Sil­ve­rio Gus­mán. Es­te úl­ti­mo ma­gis­tra­do vo­tó en di­si­den­cia y ar­gu­men­tó que "no se ad­vier­te el pe­li­gro irre­pa­ra­ble oca­sio­na­do por la me­di­da adop­ta­da por la CNDC" y que "no al­can­zo a per­ci­bir la can­ti­dad que se di­ce de­ja­rá de fac­tu­rar Ca­ble­vi­sión co­mo con­se­cuen­cia de la me­di­da im­pug­na­da". El juez Al­fre­do Sil­ve­rio Gus­mán agre­ga que "no me pa­re­ce apro­pia­do (…) exa­mi­nar el al­can­ce de las fa­cul­ta­des de la CNDC a raíz de que no se ha crea­do el Tri­bu­nal Na­cio­nal de De­fen­sa de la Com­pe­ten­cia".

Tras las ar­gu­men­ta­cio­nes del ma­gis­tra­do en di­si­den­cia el fa­llo de la Sa­la II de la Cá­ma­ra Na­cio­nal de Ape­la­cio­nes Ci­vil y Co­mer­cial ha­ce lu­gar a la pre­sen­ta­ción de Ca­ble­vi­sión y de­ja sin efec­to las re­so­lu­cio­nes 8/10 y 13/10 de la Co­mi­sión Na­cio­nal de De­fen­sa de la Com­pe­ten­cia.

Una vez más, un fa­llo ju­di­cial fa­vo­re­ce a un po­de­ro­so. En es­te ca­so al mul­ti­me­dios más po­de­ro­so del país. El mis­mo que en el año 2000 des­pi­dió a un cen­te­nar de tra­ba­ja­do­res, en­tre ellas a to­da la Co­mi­sión In­ter­na Gre­mial, por­que osa­ron or­ga­ni­zar­se sin­di­cal­men­te. Des­de en­ton­ces, el dia­rio Cla­rín no tie­ne pa­ri­ta­rias co­mo en el res­to del país. Sus au­men­tos son dic­ta­dos uni­la­te­ral­men­te por la em­pre­sa. ¿Se­rá que Cla­rín es un país apar­te? ¿O se­rá que un país en se­rio, en el que los con­su­mi­do­res, los usua­rios y los tra­ba­ja­do­res sean res­pe­ta­dos, no le sien­ta bien? Con fa­llos co­mo el de la Sa­la II, Cla­rín tie­ne ar­gu­men­tos pa­ra pen­sar que po­cas co­sas cam­bia­ron en el país. 2
Read more »

A mayor poder, mayor impunidad

.
Juan Carlos Martínez
.
No ha sido fácil indagar y mucho menos difundir públicamente los entretelones que rodearon la apropiación de Felipe y Marcela por parte de Ernestina Herrera de Noble. Debieron pasar muchos años para que se hablara en voz alta del caso, incluso en tiempos de democracia.
Todavía hoy la mayoría de los medios de comunicación se resisten a abordar el escandaloso proceso de adopción, aún sabiendo que la dueña del Grupo Clarín cometió uno de los delitos más aberrantes. Delitos por los que otros apropiadores de hijos de desaparecidos y sus cómplices han ido a dar con sus huesos a la cárcel.
Sin embargo, la magnitud de esos delitos no le impide a la señora de Noble permanecer impune desde hace treinta y tres años sorteando cualquier obstáculo para mantener oculta la verdad, mintiendo, inventando historias, falsificando documentos públicos, violando leyes e incluso apartando de su camino a quienes han intentado terminar con su impunidad.
Con semejantes antecedentes, ¿alguien puede presentarse ante el resto de la sociedad como una suerte de fiscal implacable de conductas ajenas? ¿O la autoridad moral es un valor en desuso? ¿Tan mal estamos que ya no nos importa aquello de predicar con el ejemplo?
En un país de corta memoria, los que han secuestrado, torturado, asesinado o robado niños pueden hablar sin inmutarse del derecho a la vida, del respeto a la Constitución y las leyes, de la independencia de los jueces o de la inseguridad jurídica.
De todo eso y mucho más nos habla todos los días la señora de Noble desde las páginas del “gran diario argentino” como si éste fuera un país de amnésicos o de estúpidos que pueden ser arriados como una majada de ovejas.
Con el respeto que merecen muchos periodistas que trabajan o han trabajado en Clarín, un medio de comunicación no puede ser creíble si quien lo conduce ha sido capaz de apropiarse de dos niños sabiendo que estaba cometiendo un delito, en este caso, de lesa humanidad.
En cualquier parte del mundo, un hecho de esa naturaleza descalifica en absoluto a quien lo ha consumado. Lo descalifica desde el punto de vista humano, legal, moral y ético.
Ni la señora de Noble ni sus abogados ni quienes defienden o avalan con su silencio el robo de aquellas dos criaturas pueden desconocer que el robo de niños fue una de las más espantosas acciones cometidas por la dictadura militar.
Como bien se dice en el NUNCA MÁS “los represores que arrancaron a los niños desaparecidos de sus casas o de sus madres en el momento del parto, decidieron sobre la vida de aquellas criaturas con la misma frialdad de quien dispone de un botín de guerra. Despojados de su identidad y arrebatados a sus familiares, los niños desaparecidos constituyen y constituirán por largo tiempo una profunda herida abierta en nuestra sociedad. En ellos se ha golpeado a lo indefenso, lo vulnerable, lo inocente y se ha dado forma a una nueva modalidad de tormento”.
Si Videla y otros apropiadores están presos por el robo de niños, ¿por qué la señora de Noble no puede ser condenada por el mismo delito?
.
Respuesta obvia: a mayor poder, mayor impunidad.
Read more »

Los radicales y Barrionuevo

.
Una estrategia funcional a Juan José Zanola y la mafia de los medicamentos.
.
Daniel Olivera
.
Juan José Zanola sigue preso en el penal de Marcos Paz, pero eso no significa que la denominada “mafia de los medicamentos” que salió a la luz con su detención, esté desactivada, ni mucho menos.
Su influencia –a través de un intrincado circuito político-sindical-judicial que incluye a menemistas de paladar negro como el gastronómico Luis Barrionuevo, a radicales con ambiciones presidencialistas como Ernesto Sanz, “ex Side” como Miguel Angel Toma, y a una operadora judicial históricamente ligada al radicalismo y asesora full time de Zanola, como la abogada Claudia Balbín– fue escalando en silencio hasta llegar al Consejo de la Magistratura, para desde ese cuerpo, acorralar (en el sentido literal de la palabra, buscando “encerrar”, “acotar”, “estrechar” el margen de acción) al juez federal, Norberto Oyarbide, con una citación y agitando desde los medios el fantasma de una siempre latente destitución.
Los argumentos centrales por los cuales se lo cita a Oyarbide fueron preparados durante varias semanas por los propios abogados de Zanola (bajo la estricta dirección técnica del estudio de Claudia Balbín), con el auxilio invalorable de la “central de inteligencia” paralela financiada en buena parte por la Uthgra de Barrionuevo y operada por el ex titular de la Side durante el gobierno de Eduardo Duhalde, Miguel Angel Toma. Sólo así se puede entender que un juez federal sea citado por el Consejo de la Magistratura para dar explicaciones, con “pruebas” tan “sólidas” como un par de carpetas con prolijos recortes de diarios, más de media docena de cintas de VHS y decenas de captura de pantalla de google. Por lo menos, eso es lo que se desprende del expediente judicial abierto –al que accedió Miradas al Sur– donde los denunciantes de Oyarbide (los abogados de Zanola) sostienen que “sus manifestaciones publicas [N. de R.: las de Oyarbide] durante los días 4 al 14 de septiembre del corriente año [2009] constituyeron verdaderos comunicados de prensa matutinos y vespertinos, que además de expresar una información absolutamente parcial, revelan principalmente la subjetividad del juez, que lejos de ocultar su protagonismo explicitan su convicción de la culpabilidad de nuestros clientes a los cuales ni siquiera convocó a prestar declaración en forma debida” (fs. 27).
Los abogados de Zanola también sostienen que “el juicio ‘mediático’ llevado adelante por el Dr. Oyarbide con comentarios inapropiados ha configurado una flagrante violación del principio de inocencia y del derecho de reserva derivado éste del primero, que confluye en la prohibición de efectuar comentarios que pongan en duda la inocencia de personas sujetas a un proceso” (fs. 27).
Agregan que “es obvio y surge de las diversas manifestaciones efectuadas por el propio juez, que éste no sólo olvidó estos mandatos, sino que por su inapropiada conducta ha permitido además que los acusadores hayan socavado el principio de inocencia, instrumentando una campaña difamatoria de prensa, creyendo que el reproche debe ser ventilado fuera de los Estrados Tribunalicios” (fs. 27 vta.).
Sostienen que “esta vía mediática elegida por el juez pone en crisis el buen orden de los procesos y resquebraja la garantía de imparcialidad con la que debe contar todo ciudadano frente a un juez” (fs. 28).
Finalmente, solicitan “al señor Presidente arbitre los medios que la Ley 24.937 autoriza para encausar la actividad de comunicación del juez, imponiendo las medidas disciplinarias que corresponda y evitando así daños reparables” (fs. 28).
Acompañan los denunciantes a su presentación artículos de prensa de diversos medios periodísticos (fs. 1/20), y copia de un escrito de recusación al Dr. Oyarbide presentado en el marco de la causa N° 1787/07 “Farmacia Científica Santa Cecilia y otros s/trafico de mercaderías peligrosas para la salud” que tramita ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 5 (fs. 21/25).
En el escrito de recusación que acompañan, los abogados de Zanola agregan además que “en el diario El Cronista Comercial –versión online del 11 de septiembre del año en curso [2009], que se adjunta, V. S. manifestó: ‘El cerco se cierra cada vez más para Zanola y en pocas horas va a ser convocado a dar explicaciones, como así también la pareja de Zanola en cuanto a su relación con la mafia de los medicamentos’” (fs. 21 vta.). Expresan que “Conforme surge de los registros obrantes en la página Google ‘on line’ se reproducen diversas declaraciones efectuadas por V. S. a distintos medios, explicitando su convicción que el Dr. Juan José Zanola y su señora Paula Aballay están vinculados estrechamente a la mafia de los medicamentos, promoviendo ahora la intervención de la obra social no obstante no haber encontrado medicamentos falsos de ninguna especie” (fs. 22).
¿Cómo lograron los abogados de Zanola el favor de un sector de la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura? Para buscar las respuestas hay que retrotraerse veinticinco años en la historia y recordar los vínculos político-comerciales que tejió Luis Barrionuevo con el radicalismo, por entonces en el gobierno. Buena parte del crecimiento y consolidación del gastronómico como dirigente de peso en el sindicalismo deviene de aquellos años, con la UCR en el poder, cuando él comenzó a hacer crecer a su gremio y a las obras sociales satélites que manejaba con gran habilidad.
Si se analiza el proceso formal que se llevó adelante en el Consejo de la Magistratura sobre el caso Oyarbide, surge que el pasado 11 de febrero se reunió la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura y en el orden del día se trató la denuncia de Federico Guillermo Figueroa y Mario Fenzel (los abogados de la defensa de Juan José Zanola en la causa de los medicamentos) contra el juez Norberto Oyarbide. Ese día, la votación quedó empatada cuatro contra cuatro. Por reglamento desempata el presidente de la Comisión, que tendría así doble voto. Diana Conti es la presidenta, por lo que el dictamen de mayoría que se elevó al plenario recomendó la desestimación de la denuncia. Votaron en ese sentido Diana Conti (dos veces), Nicolás Fernández, Héctor Masquelet y Luis María Bunge Campos. Con dictamen de minoría que pedía que se citara al juez para que hiciera sus descargos, votaron Luis María Cabral, Ernesto Sanz, Santiago Montaña y Mariano Candiotti.
Esta semana, en el plenario del jueves pasado, se trató la denuncia contra el juez, con el consejo de dictamen de mayoría que se aprobó en Comisión. Sin embargo, ya con la presencia de todos los consejeros, se desestimó este dictamen, que tiene solo carácter de consejo hacia el plenario, y se aprobó el dictamen de minoría por siete votos contra seis. Por la citación del juez votaron Pablo Mosca, Ernesto Sanz, Luis María Cabral, Santiago Montaña, Oscar Aguad, Juan Gálvez y Mario Candiotti. Por desestimar la denuncia votaron Diana Conti, Luis María Bunge Campos, Carlos Kunkel, Héctor Masquelet, Marcelo Fuentes y Nicolás Fernández.
De acuerdo con el dictamen de minoría se le aplica así el artículo 20 del Reglamento de la Comisión de Disciplina y Acusación “por cuanto, prima facie, su conducta configuraría, en principio, una falta disciplinaria (art. 14 A) inc. 5 y 7 de la ley 24.937 y modificatorias), derivando de tal circunstancia en una ‘afectación grave del servicio de justicia’”. De allí que ahora el expediente vuelve a la Comisión de Disciplina y Acusación para establecer fecha y hora de la citación.
¿Cómo y quien logró que “la minoría” en la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo se transformara en “mayoría” circunstancial? Tanto fuentes de la propia Comisión del Consejo como de ex funcionarios que siguen el caso con extremo interés por tener documentada toda la trama que involucra a la llamada”Mafia de los Medicamentos” le confirmaron a Miradas al Sur que la citación a Oyarbide fue impulsada con el aval político de los radicales Ernesto Sanz y Osar Aguad por razones “netamente políticas” (incluso también le cuestionarían un trato dispendioso con los gastos de su investigación) y el armado estratégico de Claudia Balbín. La misma que urdió la pegatina de afiches del pasado 21 de setiembre, buscando “embarrar” la causa que que llevaba adelante Oyarbide.
¿Cómo Balbín se convirtió en la operadora judicial en las sombras de Zanola? A través de la relación laboral que mantuvo en los últimos años con Néstor Lorenzo, propietario de la droguería San Javier.
Balbín, una asidua viajera a Estados Unidos y Uruguay, supo tener entre sus principales clientes al empresario tecnológico y de juegos de azar Miguel Ángel Egea, vinculado históricamente al Servicio de Inteligencia Naval y quien supo acrecentar sus negocios durante la pasada dictadura militar.
La mujer, que durante el gobierno de la Alianza colaboró con Nicolás Gallo en el Ministerio de Infraestructura, también tejió vínculos con el financista Carlos Forlano, responsable de la financiera Prever, y con Miguel Ángel Toma, con quien intentó quedarse con el negocio del sistema de control de tránsito y semaforización de la Ciudad de Buenos Aires bajo la actual gestión de Mauricio Macri.
Por su lado, y atenta a los pasos de la investigación de la “Mafia de los medicamentos”, Graciela Ocaña salió en los últimos días a hacer público su apoyo irrestricto a la labor de Oyarbide. La ex ministra de Salud dice tener sólo “palabras de admiración” para el juez federal y su equipo de trabajo y cree que Oyarbide en realidad confirmó su hipótesis de que la “Mafia de los medicamentos” con Zanola a la cabeza se dedicaba “al lavado de activos”. ¿Cómo funcionaba ese sistema de “lavado”? Para Ocaña el mecanismo es bastante claro: Por un lado está el recupero de fondos por tratamientos muy costosos que nunca se dieron a los pacientes y que genera dinero, y por otro lado, la falsificación de medicamentos costosos también. A esos fondos se los hacía pasar por distintas cuentas para que no se les pudiera seguir el rastro. Una parte pasó por cooperativas de créditos, que colocaban los cheques en otras cuentas y al final del día todo ese dinero se retiraba en efectivo. Algunas manejan entre seis y ocho millones de pesos por día, según lo que pudo investigar durante su paso por la el Ministerio de Salud.
De esa manera, Ocaña volvió a plantear el centro de la cuestión: cómo quiénes integraban la mafia de los medicamentos para el lavado de fondos, evitando caer en la celada pergeñada por la abogada Balbín, operada por el tándem Barrionuevo-Toma y puesta en práctica por los radicales Sanz y Aguad.
Lo que nadie, ni propios ni extraños, logran desentrañar, es la extemporánea aparición pública del integrante de la Comisión de Acusación y Disciplina, Luis María Cabral, que en declaraciones a los medios –el viernes– salió a aclarar que la actuación de Oyarbide “no aparece como una cuestión que vaya a abrir un proceso de remoción luego de que se escuche su descargo”.
Cabral, de quien no se conocían apariciones públicas en los medios, anticipó que “hay una investigación relativa a la forma en la cual se ha manifestado (por Oyarbide) en causas que están en trámites a su cargo. Incluso, la Corte Suprema tiene establecido una normativa acerca de las limitaciones que tienen los jueces para manifestarse públicamente sobre causas que están a su conocimiento”, explicó en declaraciones radiales.
Así, como en una novela de enredos, el propio Cabral, que el jueves 18 votó a favor de citar a Oyarbide al Consejo de la Magistratura por considerar que se había extralimitado en sus apariciones mediáticos durante el transcurso de la causa contra Zanola y la mafia de los medicamentos, ahora sale a explicar a los medios cómo y por qué lo citaron y lo que es más insólito aún, anticipó de qué tenor sería la sanción –si es que existe sanción– o el apercibimiento para Oyarbide.
O sea, que mientras por un lado acusa al juez de mediático, él mismo se convierte en un “mediático”.
.
Informes: Doris Bustamante
Read more »

Conocidos que se formaron en los secundarios militares.


Nora Veiras
.

Los liceos militares acompañaron el entrenamiento castrense con una sólida formación académica. Familias con aspiraciones encontraban en esas escuelas públicas, gratuitas hasta fines de los ’90, un lugar de reaseguro para la educación de sus hijos. Un repaso por los egresados más notorios arroja una miscelánea que tributa en las más variadas vertientes. El ex presidente Raúl Alfonsín fue compañero en el Liceo General San Martín del general Albano Harguindeguy, ex ministro del Interior de la última dictadura. Otro ex presidente radical, Fernando de la Rúa, egresó del Liceo General Paz de Córdoba. Varias décadas después se recibió en el mismo lugar el senador Luis Juez. El vicepresidente Julio Cobos egresó del Liceo General Espejo de Mendoza. El ministro de Seguridad de la comuna porteña, Guillermo Montenegro, completó su secundario en el Liceo Naval Almirante Brown.

La lista se nutre del ex vicepresidente y gobernador bonaerense Carlos Ruckauf, quien llevó como ministro de Justicia a un también egresado del Liceo General San Martín, Jorge Casanovas. En ese primer liceo se recibieron también Ricardo López Murphy, el procurador de la Nación Esteban Righi, el ex titular de la Unión Industrial Argentina Jorge Blanco Villegas, el ex ministro de Carlos Menem y rector de la Universidad de Belgrano Avelino Porto. Carlos Floria, ex embajador en la Unesco, el banquero Manuel Sacerdote, el empresario Osvaldo Tizado, el físico Mario Mariscotti también pasaron por las aulas del liceo creado por Justo y Basilio B. Pertiné, abuelo de Inés Pertiné, la esposa de De la Rúa.

Las vueltas de la historia y de las relaciones hicieron que el otro nieto de Pertiné, el contraalmirante Basilio, fuera quien ganó la licitación para construir el edificio del nuevo liceo naval que, por ahora, sigue funcionando en un local reacondicionado de una concesionario de autos en Vicente López. Egresados de ese liceo Almirante Brown, originariamente ubicado en Río Santiago, son el ex director de La Nación, Claudio Escribano, el actor Ulises Dumond y el médico Alberto Cormillot.

En Córdoba, en la misma institución donde años antes había obtenido su título De la Rúa, también recibieron formación militar ex dirigentes de la guerrilla de los ’70, como Fernando Vaca Narvaja e Ignacio Vélez.
Read more »

El odio

.
Eduardo Aliverti
.

Sí, el tema de estas líneas es el odio. Planteado así, de manera tan seca y contundente, quizás y ante todo deba reconocerse que es más propio de cientistas sociales que de un simple periodista u opinólogo. Pero, precisamente porque uno es esto último, registra que su razonamiento respecto del clima político y social de la Argentina desemboca en algo que ya excede a la mera observación periodística.

.

Hay –es probable– una única cosa con la que muy difícilmente no nos pongamos todos de acuerdo, si se parte de una básica honestidad intelectual. Con cuantos méritos y deficiencias quieran reconocérsele e imputarle, desde 2003 el kirchnerismo reintrodujo el valor de la política, como ámbito en el que decidir la economía y como herramienta para poner en discusión los dogmas impuestos por el neoliberalismo. Ambos dispositivos habían desaparecido casi desde el mismo comienzo del menemismo, continuaron evaporados durante la gestión de la Alianza y, obviamente, el interregno del Padrino no estaba en actitud ni aptitud para alterarlos. Fueron trece años o más (si se toman los últimos del gobierno de Alfonsín, cuando quedó al arbitrio de las "fuerzas del mercado") de un vaciamiento político portentoso. El país fue rematado bajo las leyes del Consenso de Washington y la rata, con una audacia que es menester admitirle, se limitó a aplicar el ordenamiento que, por cierto, estaba en línea con la corriente mundial. También de la mano con algunos aires de cambio en ese estándar, y así se concediera que no quedaba otra chance tras la devastación, la etapa arrancada hace siete años volvió a familiarizarnos con algunos de los significados que se creían prehistóricos: intervención del Estado en la economía a efectos de ciertas reparaciones sociales; apuesta al mercado interno como motor o batería de los negocios; reactivación industrial; firmeza en las relaciones con varios de los núcleos duros del establishment. Y a esa suma hay que agregar algo a lo cual, como adelanto de alguna hipótesis, parecería que debe dársele una relevancia enorme. Son las acciones y gestos en el escenario definido como estrictamente político, desde un lugar de recategorización simbólica: impulso de los juicios a los genocidas; transformación de la Corte Suprema; enfriamiento subrayado con la cúpula de la Iglesia Católica; Madres y Abuelas resaltadas como orgullo nacional y entrando a la Casa Rosada antes que los CEO de las multinacionales; militancia de los '70 en posiciones de poder. En definitiva, y –para ampliar– aun cuando se otorgara que este bagaje provino de circunstancias de época, sobreactuaciones, conciencia culposa o cuanto quisiera argüirse para restarles cualidades a sus ejecutores, nadie, con sinceridad, puede refutar que se trató de un "reingreso" de la política. Las grandes patronales de la economía ya no eran lo único habilitado para decir y mandar. Hasta acá llegamos. Adelante de esta coincidencia que a derecha e izquierda podría presumirse generalizada, no hay ninguna otra. Se pudre todo. Pero se pudre de dos formas diferentes. Una que podría considerarse "natural". Y otra que es el motivo de nuestros desvelos. O bien, de una ratificación que no quisiéramos encontrar.

.

La primera nace en el entendimiento de la política como un espacio de disputa de intereses y necesidades de clase y sector. Por lo tanto, es un terreno de conflicto permanente, que ondula entre la crispación y la tranquilidad relativa según sean el volumen y la calidad de los actores que forcejean. Este Gobierno, está claro, afectó algunos intereses muy importantes. Seguramente menos que los aspirables desde una perspectiva de izquierda clásica, pero eso no invalida lo anterior. Tres de esos enfrentamientos en particular, debido al tamaño de los bandos conmovidos, representan un quiebre fatal en el modo con que la clase dominante visualiza al oficialismo. Las retenciones agropecuarias, la reestatización del sistema jubilatorio y la ley de medios audiovisuales. Ese combo aunó la furia. Una mano en el bolsillo del "campo"; otra en uno de los negociados públicos más espeluznantes que sobrevivían de los '90, y otra en el del grupo comunicacional más grande del país, con el bonus track de haberle quitado la televisación del fútbol. De vuelta: no vienen al caso las motivaciones que el kirchnerismo tenga o haya tenido y no por no ser apasionante y hasta necesario discutirlas, sino porque no son aquí el objeto de estudio. Es irrebatible que ese trío de medidas –y algunas acompañantes– desató sobre el Gobierno el ataque más fanático de que se tenga memoria. Hay que retroceder hasta el segundo mandato de Perón, o al de Illia, para encontrar –tal vez– algo semejante. Potenciados por el papel aplastante que adquirieron, los medios de comunicación son un vehículo primordial de esa ira. El firmante confiesa que sólo la obligación profesional lo mueve a continuar prestando atención puntillosa a la mayoría de los diarios, programas radiofónicos, noticieros televisivos. No es ya una cuestión de intolerancia ideológica sino de repugnancia, literalmente, por la impudicia con que se tergiversa la información, con que se inventa, con que se apela a cualquier recurso, con que se bastardea a la actividad periodística hasta el punto de sentir vergüenza ajena. Todo abonado, claro está, por el hecho de que uno pertenece a este ambiente hace ya muchos años, y entonces conoce los bueyes y no puede creer, no quiere creer, que caigan tan bajo colegas que hasta ayer nomás abrevaban en el ideario de la rigurosidad profesional. Ni siquiera hablamos de que eran progresistas. La semana pasada se pudo leer que los K son susceptibles de ser comparados con Galtieri. Se pudo escuchar que hay olor a 2001. Hay un límite, carajo, para seguir afirmando lo que el interés del medio requiere. Gente de renombre, además, que no se va a quedar sin trabajo. Gente –no toda, desde ya– de la que uno sabe que no piensa políticamente lo que está diciendo, a menos que haya mentido toda su vida.

.

Sin embargo, más allá de estas disquisiciones, todavía estamos en el campo de batalla "natural" de la lucha política; es decir, aquel en el que la profundidad o percepción de unas medidas gubernamentales, y del tono oficialista en general, dividieron las aguas con virulencia. Son colisiones con saña entre factores de poder, los grandes medios forman parte implícita de la oposición (como alternativamente ocurre en casi todo el mundo) y no habría de qué asombrarse ni temer. Pero las cosas se complican cuando nos salimos de la esfera de esos tanques chocadores, y pasamos a lo que el convencionalismo denomina "la gente" común. Y específicamente la clase media, no sólo de Buenos Aires, cuyas vastas porciones –junto con muchas populares del conurbano bonaerense– fueron las que el 28-J produjeron la derrota electoral del kirchnerismo. ¿Hay sincronía entre la situación económica de los sectores medios y su bronca ya pareciera que crónica? Por fuera de la escalada inflacionaria de las últimas semanas, tanto en el repaso del total de la gestión como de la coyuntura, los números dan a favor. En cotejo con lo que ocurría en 2003, cuando calculado en ingresos de bolsillo pasó a ser pobre el 50 por ciento del país, o con las marquesinas de esta temporada veraniega, en la que se batieron todos los records de movimiento turístico y consumo, suena inconcebible que el grueso de la clase media pueda decir que está peor o que le va decididamente mal. Pero eso sería lo que en buena medida expresaron las urnas, y lo que en forma monotemática señalan los medios.

.

Veamos las graduaciones con que se manifiesta ese disconformismo. Porque podría conferirse la licencia de que, justamente por ir mejor las cosas en lo económico, la "gente" se permite atender otros aspectos en los que el oficialismo queda muy mal parado, o apto para las acusaciones. Ya se sabe: autoritarismo, sospechas de corrupción, desprecio por el consenso, ausencia de vocación federalista, capitalismo de amigotes y tanto más por el estilo. Nada distinto, sin ir más lejos, a lo que recién sobre su final se le endilgó a Menem y su harén de mafiosos. ¿Qué habrá sucedido para que, de aquel tiempo a hoy, y a escalas tan similares de bonanza económica real o presunta, éstos sean el Gobierno montonero, la puta guerrillera, la grasa que se enchastra de maquillaje, los blogs rebosantes de felicidad por la carótida de Kirchner, los ladrones de Santa Cruz, la degenerada que usa carteras de 5 mil dólares, la instalación mediática de que no llegan al 2011, el olor al 2001, el uso del avión presidencial para viajes particulares? ¿Cómo es que la avispa de uno sirvió para que se cagaran todos de la risa y las cirugías de la otra son el símbolo de a qué se dedica esta yegua mientras el campo se nos muere? ¿Cómo es que cuando perpetraron el desfalco de la jubilación privada nos habíamos alineado con la modernidad, y cuando se volvió al Estado es para que estos chorros sigan comprándose El Calafate? Pero sobre todo, ¿cómo es que todo eso lo dice tanta gente a la que en plata le va mejor?

.

Uno sospecharía principalmente de los medios. De sus maniobras. De que es un escenario que montan. Pues no. Por mucho que haya de eso, de lo que en verdad sospecha es de que el odio generado en las clases altas, por la afectación de algunos de sus símbolos intocables, ha reinstalado entre la media el temor de que todo se vaya al diablo y pueda perder algunas de las parcelas pequebú que se le terminaron yendo irremediablemente ahí, al diablo, cada vez que gobernaron los tipos a los que les hace el coro.

.

Debería ser increíble, pero más de 50 años después parece que volvió el "Viva el Cáncer" con que los antepasados de estos miserables festejaron la muerte de Eva.

Read more »

Olga Pura de Arraval y el Grupo Vila-Manzano.

.
ENTRE THOMAS DE COBOS Y OLGA “NO TAN PURA” DE MANZANO-VILA POSTERGARON LA LEY DE MEDIOS.

.
lacorameco

.
La tristemente celebre jueza de Mendoza Olga Pura de Arrabal pidió que se investigue si estuvo “viciado de nulidad” a raíz de una denuncia del diputado cobista, Thomas.
El oligopolio recurre a vericuetos y chanchullos de manera desesperada.
ENTRE THOMAS DE COBOS Y OLGA “NO TAN PURA” DE MANZANO-VILA POSTERGARON LA LEY DE LIBERTAD DE MEDIOS.
La tristemente celebre jueza de Mendoza pidió que se investigue el proceso parlamentario y si estuvo “viciado de nulidad” a raíz de una denuncia del diputado cobista, Thomas.
04.02.2010
La Jueza Federal mendocina Olga Pura Arrabal, dio lugar días atrás a una presentación realizada por el Diputado nacional Enrique Thomas, para que no se aplique la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, popularmente conocida como Ley de Medios.
La magistrada ordenó la suspensión de la aplicación de la misma hasta que exista una sentencia firme sobre la denuncia de irregularidades, “sin que ello implique prejuzgamiento”, al tiempo que solicitó informes al Poder Ejecutivo y al Congreso de la Nación.
Pero según trascendió, la Jueza, antes de desempeñarse en la Justicia, mantuvo vínculos con la empresa mendocina de cable, Supercanal (Grupo Vila-Manzano), la misma a la que favoreció tiempo atrás privando a buena parte de Mendoza de la posibilidad de sintonizar por aire la “televisión pública”. Olga Arrabal, que hizo lugar al amparo, casualmente vive en el barrio Dalvian SA, que resulta ser un conjunto habitacional perteneciente a uno de los socios de Supercanal, Daniel Vila, quien mantiene también un litigio por las tierras que pertenecen a la Universidad Nacional de Cuyo (UNC), y que tiene un profundo conflicto en aceptar el 'dominio público' y el 'bienestar general', en tanto y en cuanto considera que puede hacerse de una “diferencia” a costa del erario público.
.
“No es de extrañar que la universidad pública sea otro blanco de la gula privada del grupo. En lo que respecta a Canal 7, es la segunda vez que la dupla Vila-Manzano, estrechamente ligada a la mafia cubano-norteamericana de la familia Mas Canosa y acusada hace algunos años por la SIGEN de lavar dinero en la compra de medios de comunicación, actúa en la provincia de Mendoza contra la difusión de la televisión pública”.
.
La Jueza Federal mendocina Olga Pura Arrabal, dio lugar días atrás a una presentación realizada por el Diputado nacional Enrique Thomas (justicialista disidente y aliado al Vicepresidente Julio Cesar Cleto Cobos), quien recurrió al patrocinio de su ex enemigo político y ex Juez Federal Luis Leiva, para que no se aplique la Ley de servicios de comunicación audiovisual, popularmente conocida como Ley de Medios.
.
La denuncia mencionada, cuestiona el tratamiento que el Parlamento le dio a la ley.
.
Thomas afirmó en la presentación que hubo un “cúmulo de irregularidades” en las comisiones que analizaron el proyecto enviado por el Ejecutivo, ya que sus integrantes no pudieron “conocer a ciencia cierta en qué consistía el dictamen de mayoría”.
.
El Diputado también apuntó, entre otras cosas, a la “irregular constitución del quórum” para tratar el proyecto y la imposibilidad como Diputado para analizarlo correctamente, lo que constituiría en su apreciación, una violación a los derechos como Legislador.
.
Thomas consideró además que la sesión se hizo fuera del horario convocado y en circunstancias que forzaron la ausencia de “muchos Diputados”.
.
“La convocatoria a una sesión especial, con escasas horas de anticipación, impidió que muchos Diputados, en especial del interior, tuvieran siquiera la posibilidad de asistir”, amerita en tal sentido la Jueza, entre los considerandos del fallo.
.
En definitiva, Olga Pura Arrabal ordenó la suspensión de la aplicación de la Ley hasta que exista una sentencia firme sobre la denuncia de irregularidades, “sin que ello implique prejuzgamiento”, al tiempo que solicitó informes al Poder Ejecutivo y al Congreso de la Nación.
.
Pero según trascendió, la magistrada, antes de desempeñarse en la Justicia, mantuvo vínculos con la empresa mendocina de cable, Supercanal (Grupo Vila-Manzano), la misma a la que favoreció tiempo atrás, privando a buena parte de Mendoza de la posibilidad de sintonizar por aire la “televisión pública”.
.
Corría Enero de 2008, y la entonces Directora Ejecutiva de Canal 7 Argentina, Rosario Lufrano, aseguraba: -llama la atención sobre el hecho de que en Mendoza es la única provincia donde un sólo grupo empresario, siempre el mismo, hace planteos para evitar las transmisiones, vulnerando un derecho humano como es el derecho a la comunicación”, y recordó que en 2007, el Canal instaló repetidoras en Mar del Plata, Bariloche, Neuquén, Santa Rosa, Comodoro Rivadavia, San Rafael y Mendoza. Sólo en las dos últimas ciudades, empresas del grupo Vila-Manzano, hicieron presentaciones judiciales para pedir que el Canal interrumpiera sus transmisiones, señaló.
.
En aquel entonces, respondiendo a una medida dispuesta por la titular del Juzgado Federal, Olga Pura Arrabal de Canals, el Canal 7 debió levantar su programación del aire, -a fin (decía el fallo), de no interferir en la grilla que con igual número ocupan las empresas de televisión por cable de la ciudad de Mendoza.
.
Curiosamente en esta provincia, al acto por el lanzamiento de la 'televisión pública', a través del cual se ponía en marcha la última repetidora, que se realizó 4 Diciembre 2007 en el teatro Independencia, asistió el entonces Gobernador de la provincia y hoy Vicepresidente de la Nación, Julio Cesar Cleto Cobos.
-
Exactamente el 25 Enero 2008, la transmisión de Canal 7 se suspendió abruptamente en Mendoza a raíz de un recurso de amparo presentado por Estornel.
.
El socio de Vila-Manzano y dueño también de Supercanal SA, adujo que la señal pública y gratuita interfería la de los canales que transmitía el cable. Es necesario tener presente que antes de la llegada de la repetidora del canal público nacional, éste se veía sólo a través de dicho operador de cable, que facturaba, por lo que en otros lugares era gratuito.
.
La Jueza Olga Arrabal, que hizo lugar al amparo, casualmente, vive en el barrio Dalvian SA, que resulta ser, ni más ni menos, que un conjunto habitacional perteneciente al otro socio de Supercanal SA, Daniel Vila, quien mantiene un litigio por las tierras que pertenecen a la Universidad Nacional de Cuyo (UNC), y que tiene un profundo conflicto en aceptar el 'dominio público' y el 'bienestar general' en tanto y en cuanto considera que puede hacerse de una “diferencia” a costa del erario público.
.
Como ilustrativo complemento, cabe registrar la denuncia que formuló a fines de Febrero 2008 la Rectora de la Universidad Nacional de Cuyo, Victoria Gómez de Erice, asegurando que el Grupo Dalvian estaba construyendo un acueducto en terrenos que están en disputa con la universidad.
.
Con lo cual desobedecería la medida de no innovar dictada por la Corte Suprema de Justicia.
.
La rectora -recibió a una persona que vive en el barrio Dalvian para avisarle que sobre los terrenos en disputa (32 hectáreas en total), había máquinas retroexcavadoras, camiones y obreros en ejecución.
.
Inmediatamente, desde el rectorado enviaron a una agrimensora y a una escribana para confirmar la versión.
.
Además sacaron fotos para dejar evidencia.
.
Según consignó en su momento el diario Crítica, -no es de extrañar que la universidad pública sea otro blanco de la gula privada del grupo. En lo que respecta a LS82 TV Canal 7, es la segunda vez que la dupla Vila-Manzano, estrechamente ligada a la mafia cubano-norteamericana de la familia Mas Canosa y acusada hace algunos años por la SIGEN de lavar dinero en la compra de medios de comunicación, actúa en la provincia de Mendoza contra la difusión de la televisión pública.
.
Y continúa: -Pero la historia no empieza ni termina aquí. El Grupo Vila, que desde la llegada de Manzano concretó 46 operaciones de compra o fusión en televisión abierta y por cable, radio y prensa gráfica, ha seguido expandiéndose y diversificándose hasta meterse en estos días en el negocio petrolero.
.
Olga Pura Arrabal egresa como Abogada de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Mendoza, el 5 Agosto 1972. Entre Mayo de 1980 y Diciembre 1981 se desempeñó laboralmente en la Dirección General Impositiva.
.
Desde Julio de 1994 hasta Octubre de 1995 trabajó en la Universidad Nacional de Cuyo y en el Poder Judicial, Consejo de la Magistratura.
.
Entre Abril de 2004 y Agosto de 2004, se desempeñó en la Fundación Postgrado de Congreso, hasta que finalmente el 27 Septiembre de 2005, a los 57 años, en un hecho que no tenía precedentes en la Justicia Federal de Mendoza para una mujer, asumió el cargo de Jueza Federal, cubriendo la vacante dejada el 17 Noviembre 2003 en el Juzgado Federal Civil Nº 2, por Gerardo Walter Rodríguez.
.
Casada con Juan José Canals, y madre de tres hijos, Juan José, Camila y Juan Esteban (quien sería Ahijado de Daniel Vila), Olga Pura Arrabal juró ante el Presidente de la Cámara Federal de Apelaciones, Carlos Pereyra González, flanqueado por los demás integrantes del tribunal, Otilio Roque Romano, Antonio Endeiza, Luis Miret, Alfredo López Cuitiño y Julio Petra.
.
La ceremonia de asunción contó con la presencia del Vicegobernador de entonces, Juan Carlos Jaliff, el Ministro de Gobierno, Gabriel Fidel, numerosos jueces, camaristas, familiares y empleados de los tres juzgados federales y cámaras, que colmaron el salón.
.
Fue muy comentada la ausencia del Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la provincia Jorge Nanclares, quien a último momento avisó que no podía concurrir al acto.
-
Hace poco más de un mes, exactamente el 17 Noviembre, el Gobierno mendocino publicó el Decreto 2595, reglamentando un art. de la Ley 5775.
.
Es aquella que regula la instalación y funcionamiento de los casinos en hoteles de lujo en Mendoza.
.
Como consecuencia de esto, el Diputado Provincial, Ricardo Puga (Bloque Unipersonal proyecto independiente Mendoza – PIM) , radicó una denuncia para que se investigue al Gobierno por el contenido del decreto.
.
En la misma se establece que a pesar de que la Ley estipula que -La superficie cubierta destinada a las salas de juego no debe exceder el 4% de la superficie cubierta total del establecimiento Hotelero, el decreto incluye una formula para mensurar esa superficie en la que entre otras cosas no se toman en cuenta los pasillos de las salas de juego.
.
Para el Diputado Puga, el decreto está hecho a medida para favorecer al Hotel Sheraton (Enjoy Casinos) y en un futuro al Hotel Diplomatic (propiedad de Presidente Construcciones) y a otro emprendimiento cinco estrellas, que se está construyendo frente al Mendoza Plaza Shoping.
.
Cabe destacar que el Diputado Ricardo Puga, se desempeña como periodista, y como consecuencia de ello, esta fuertemente ligado al Grupo Vila–Manzano a través de multimedios “Uno”, donde históricamente ha encontrado espacios tanto para sus campañas electorales como para sus programas , entre ellos uno importante audiencia, llamado “Los Vecinos” , el cual se emite desde hace casi dos décadas en LV 6 – Radio Nihuil.
.
El Grupo Vila–Manzano dio amplio apoyo al Gobernador Celso Jaque durante su elección y logró colocar en la presidencia del Instituto de juegos y casinos a Daniel Pereyra, quien a su vez mantenía una relación de amistad, con el Secretario General de la Gobernación, Alejandro Cazaban.
.
La fractura entre el grupo Vila-Manzano y el Gobierno provincial, ha generado que este último haya comenzado a “marcarle la cancha” a Daniel Pereyra, como consecuencia de diferencias que comienzan a materializarse en algunas actividades que ambos llevaban en forma conjunta.
.
Asimismo, se pone en evidencia que ha comenzado a gestarse una alianza con el Grupo Enjoy, mientras que Vila–Manzano encontró en el Hotel Hyatt (Moises Liberman), un socio en este reclamo, ya que es el Casino con mayor recaudación pero posee una superficie de aproximadamente el 10% del total del emprendimiento.
.
Cabe destacar, que la denuncia realizada por los empleados del casino e impulsada por Daniel Pereyra, fue presentada en el Juzgado Federal N° 2 a cargo de la Dra. Olga Pura Arrabal de Canals, criticada históricamente por haber favorecido al Grupo Vila-Manzano.
.
A buen entendedor, pocas palabras…
Read more »

Formas y sustancia


Alfredo Zaiat


La tensión político-mediática y la temprana disputa electoral ha sumergido al Fondo del Bicentenario en un terreno de confusión. Es una iniciativa que habilita la utilización de las reservas para otro fin que no sea financiar la fuga de capitales. Además permite ampliar los estrechos márgenes de autonomía de la política económica. Ese Fondo ha quedado atrapado entre la brocha gruesa del Gobierno y el rechazo a todo por parte de la oposición. Unos y otros se han lanzado a una lucha política frenética sobre el decreto de necesidad y urgencia que dispuso la creación del Fondo, cuando no es novedad que la deuda, desde 2005, luego de la reestructuración con quita del capital y extensión de plazos, se ha pagado con reservas. El Tesoro ha estado adquiriendo esos dólares al Banco Central con superávit fiscal, además de las compras que ha realizado directamente en el mercado. Si se está en condiciones de abstraerse de la batalla política dominada por consignas pensadas para titulares en los medios, la propuesta de aplicar en forma directa una pequeña porción de las reservas para el pago de la deuda implica un notable cambio cualitativo para la economía local. Desafía esa perversa marca a fuego de la convertibilidad que establece que las reservas se corresponden a los pesos en circulación. Cuestiona la idea de independencia del Banco Central al incorporarlo como parte de una política económica integral, y no como un organismo capturado por el sistema financiero y dedicado a cuidar los dólares para garantizar la fuga de capitales. Plantea la posibilidad de ensanchar los estrechos límites de la política fiscal para horror de la ortodoxia, que en la plaza doméstica todavía no se enteró de que con la caída del Muro de Wall Street y la crisis europea se quemaron los libros con sus recetas del fracaso.


La administración kirchnerista ha probado una y otra vez que no se caracteriza por cuidar las formas en la presentación de sus medidas. La experiencia de la resolución 125 (de retenciones móviles) no ha dejado muchas enseñanzas si se observa el recorrido político que ha tenido el DNU del Fondo del Bicentenario. Aunque vale destacar que hay una diferencia importante entre uno y otro momento por la nueva correlación de fuerzas en el Congreso, que plantea un escenario de que igual la oposición lo rechazaría, independientemente de las formas. Más allá del estilo o de los caminos formales, esa iniciativa tiene una sustancia relevante al poner en cuestionamiento ciertos pilares del pensamiento económico conservador, que han invadido discursos que se pretenden progresistas.


El Fondo del Bicentenario significa tomar prestados del Banco Central unos 6500 millones de dólares sin necesidad del Tesoro de disponer de los pesos. Por esas divisas entregaría un bono a cancelar en el 2019. Esos dólares se utilizarían para cancelar vencimientos de deuda en moneda extranjera a lo largo de este año. Como esos compromisos están incluidos en el Presupuesto 2010, se liberarían esos previstos recursos por unos 26.000 millones de pesos, ampliando en esa magnitud el margen de acción de la política fiscal. Aquí aparece la especulación política: ese ahorro fiscal derivado de adquirir las reservas sin poner los pesos le daría al Gobierno la posibilidad de aumentar el gasto público en obras y política social mejorando la situación económica y eventuales chances electorales. Abortar el Fondo obligaría al Gobierno a un ajuste fiscal de línea ortodoxa, como proponen ciertos economistas cercanos a un sector de la oposición, que afectaría la incipiente recuperación, con el consiguiente impacto negativo en el empleo y la pobreza.


El Gobierno mantuvo la marcha creciente del gasto público en el 2009 pese a la crisis internacional, que impactó en la economía local con una caída del Producto y una recaudación corriendo por debajo del ritmo del gasto. Esa política permitió amortiguar los indudables costos de la recesión global, al tiempo que impulsó a buscar fuentes de financiamiento interno. La utilización de una pequeña porción de las reservas implica una ampliación de esas fuentes.


Las reservas se integran con los dólares de las exportaciones, el ingreso de capitales, los préstamos internacionales y otros flujos. El Tesoro compra esos dólares con el superávit fiscal. Como se mencionó, esto implica que parte de los pagos de deuda siempre se han realizado con reservas. La corriente ortodoxa no presenta una objeción de base (pagar la deuda), sino que el cuestionamiento tiene su origen en una obsesión fiscal: pretenden el ajuste de las cuentas para pagar, criticando la posibilidad de enriquecer la política fiscal con otras herramientas expansivas.


Otra crítica, en este caso proveniente de un sector del centroizquierda, apunta a que las reservas sólo deben ser utilizadas para el desarrollo interno y no para pagar la deuda. El primer aspecto merece precisiones para evitar caer en la confusión de la ortodoxia; y el segundo constituye solamente una legítima vía de construcción de capital político. En el terreno económico resulta relevante evaluar la alternativa de destinar parte de las reservas para integrar un fondo para el desarrollo. Fabián Amico, investigador de la Universidad Nacional de Luján, elaboró un interesante documento de debate sobre el Fondo del Bicentenario. En el capítulo sobre la propuesta de aplicar reservas para inversión en infraestructura o para gastos sociales señala que no se advierte "que todos esos gastos deben realizarse en pesos y que no tiene sentido alguno argumentar que se necesitan dólares para esos gastos internos". Amico reconoce que puede haber una necesidad de divisas asociada a cualquier gasto interno, dado que éste trae aparejada una cierta demanda de importaciones. Pero destaca que esos gastos, en lo esencial, se realizan en pesos. Pone como ejemplo que si el Gobierno decide una obra de infraestructura debería pagar salarios, materiales e insumos en pesos, excepto aquellos insumos que sean importados. Explica que, en tal caso, si el gobierno actual o el futuro destinara reservas para aplicarlas en gasto interno y realizara tales obras, se le presentaría la necesidad de operar en pesos. Amico apunta que en esa instancia existirían dos alternativas:


1. Podrían vender los dólares supuestamente obtenidos de las reservas del BCRA (no se explica cómo pasarían del BCRA al Tesoro) en el mercado cambiario y obtener los pesos. Pero sería una estrategia inconsistente: mientras el BCRA acumula reservas comprando dólares para sostener la paridad cambiaria, el Tesoro vendería dólares para obtener pesos. Esa política conduce finalmente a la apreciación del tipo de cambio con los nefastos efectos conocidos.


2. La otra vía sería "venderle" al BCRA los dólares a cambio de pesos. Esta última opción revela que, en verdad, no se están usando reservas para el gasto interno sino pesos: las reservas vuelven al activo del BCRA, mientras éste emite pesos a cambio de un bono del Tesoro. Pero es precisamente esto lo que la Carta Orgánica del BCRA prohíbe, porque lo que en realidad ocurrió es que hubo una emisión monetaria. Esto es ignorado por esa propuesta "progresista" para no reconocer que el pago de deuda con el Fondo del Bicentenario, en el contexto actual, libera pesos para otros gastos internos.


"Esta confusión entre los papeles del gasto en pesos y la utilización de las divisas atraviesa todo el debate. Pero entender bien esas diferencias es vital", recomienda Amico. Para concluir que "las reservas son para pagar deuda en moneda extranjera, importaciones y sostener con buenas espaldas la paridad cambiaria". El Gobierno tiene la evidente penuria de las formas y la debilidad de explicar la sustancia de ciertas medidas relevantes. Más aún cuando desde Economía no se colabora en mejorar la comprensión de la utilidad del Fondo del Bicentenario al insistir que es necesario para bajar la tasa de interés de futuras colocaciones de deuda, convocando al escenario esa rueda especulativa. Sin embargo, no quedar atrapados de esas carencias requiere de convicciones más profundas que la especulación por el posicionamiento frente a las próximas elecciones. Defender el planteo de no tocar las reservas para pagar deuda y proponer usarlas para el gasto interno termina abonando el terreno de la ortodoxia, que ofrece como opción emitir deuda en el mercado internacional o realizar un ajuste fiscal.

Read more »

La guerra de los medios






Luis Bruschtein

La guerra declarada entre la corporación mediática y el Gobierno cerró mucho los márgenes y las brechas por donde se había filtrado hasta ahora la mejor expresión de la diversidad informativa. La Nación dice que Cristina Kirchner no estuvo presa como ella dijo. Y el que diga lo contrario es un despreciable oficialista. Aun cuando después el diario reconoció que sí había estado detenida. Es decir que para hacer verdadero periodismo hay que coincidir contra el Gobierno aunque sea en la mentira. Y saber que la desmentida no es importante, porque lo que importa es el daño que se produjo al enemigo.


Perfil ha publicado notas donde un supuesto ex psicólogo personal de la Presidenta, al que nunca se identifica, se explaya sobre la supuesta "bipolaridad" del carácter presidencial. Todo es supuesto y nada se comprueba. La bipolaridad es una enfermedad psiquiátrica, es algo comprobable. Pero se pueden hacer artículos de tapa con estupideces de ese tipo. Y el que no está de acuerdo con esa manipulación, o se atreve a decir que eso no es serio, es una mierda oficialista. O poner un periodista y un fotógrafo a perseguir a la hija adolescente de los Kirchner para después publicar estupideces sobre los sociales de la piba. Decir que eso no es ético no es ser oficialista y no decirlo no es ser opositor, sino corporativo. Son golpes bajos.


En Clarín no se puede encontrar un solo titular "objetivo" y mucho menos favorable. Esta semana había un título que decía algo así: "Por el impuestazo tecnológico, X fabricará celulares en Tierra del Fuego". El impuestazo es un arancel que aprobó el Congreso para favorecer la industria nacional, y que X haya decidido fabricar celulares en Argentina es uno de los logros más importantes de esa medida. Pero si se la califica de "impuestazo tecnológico", la carga es sin duda negativa. El resultado en ese caso era esquizofrénico, pero en general todo está tan forzado que hasta resulta ridículo y cansador. Y la misma carga forzada está en las preguntas de los movileros, las columnas de opinión y los noticieros de los canales y las radios que pertenecen a los multimedia más importantes. Se han hecho decenas de tapas con profecías apocalípticas que nunca se cumplieron. Se anunció varias veces que se disparaba el dólar, que se importaría carne o trigo, que habría una crisis energética terminal. Ninguna de esas advertencias se cumplió. Ninguno de los que las anunciaron se disculpó o se explicó. Los medios que les dieron los titulares de tapa nunca se preocuparon por informar que el Apocalipsis se había postergado.


Resulta hasta vergonzoso constatar la falta total de diversidad que existe en la propuesta mediática. Y al mismo tiempo es alarmante la uniformidad corporativa con la que actúa el mundo de la información comercial. No se está discutiendo si este gobierno es bueno o es malo. Lo que nadie dice es que discutir si la Presidenta miente cuando afirma que estuvo detenida (lo cual además fue verdad) es una estupidez. Hacer titulares sobre la bipolaridad de Cristina y las fiestas de chiquilines de Florencia Kirchner es una estupidez y hasta una bajeza. Son todos recursos periodísticos de bajo nivel.


A pesar de la pobreza de esos recursos, la masividad y la potencia con que se difunden han logrado empujar el canon periodístico a situaciones similares, aunque extremas, a las que primaron durante la guerra de Malvinas. Para los grandes medios, esa etapa tuvo después un costo alto de credibilidad y varios de los periodistas de la televisión lo pagaron con el descrédito y la expulsión de la pantalla.


Así como en aquel momento nadie se atrevía a contradecir ese canon de triunfalismo malvinero, ahora, para este esquema corporativo de grandes multimedia actuando en bloque, cualquiera que no acepta el nuevo paradigma de "periodista independiente" es un oficialista corrupto. Hay sociólogos que estudian las instituciones de la democracia republicana. El lugar de los medios nunca es claro. Son parte empresas, parte institución pública. La empresa usa esa ambigüedad cuando le conviene. Pero la información que mueve a una sociedad se genera allí. Nadie habla del corrimiento absurdo de los parámetros informativos. ¿O para hablar de eso hay que ser oficialista? O mejor dicho: el que hable de eso será acusado de oficialista. ¿Para ser "periodista independiente" hay que ser reaccionario, conciliar con la mentira y la deformación ostensible de las noticias? En todo caso, se trata de la necesidad de democratizar la información, de buscar la diversidad, pero eso para el canon es atentar contra la libertad de prensa.


El trabajo de los periodistas que no coinciden con las líneas editoriales de los medios donde se desempeñan ha sido buscar las brechas que se producen en ese tejido por la necesidad del medio de construir credibilidad. Siempre han sido márgenes estrechos, pero la polarización tan fuerte los ha reducido aún más. Son poquísimos los periodistas que no se alinean con las empresas en su expresión más extrema, más partidista y menos profesional. Es muy difícil soportar esa presión no sólo laboral sino también ambiental. Siempre es más fácil ir para donde va la corriente. Les sucede incluso a periodistas que comenzaron sus carreras con la ilusión de aportar una mirada diferente y ahora resulta patética la forma en que finalmente han sumado su voz al esquema corporativo. La excusa emblema es la "independencia", no se aclara de qué, aunque se sobreentiende que sólo se trata del Gobierno, lo cual es funcional para coincidir con las empresas o con los anunciantes, de los cuales se "depende". No es un problema de convicción o de servicio, es de "independencia". Nadie era más independiente que los viejos condottieri que podían estar a las órdenes del Papa o en su contra, según quien pagara más o lo contratara primero. La excusa emblema de la independencia es tan infantil como la de la "objetividad".


Cuando el canon de época llega a este extremo tan forzado, los cambios suelen ser bruscos y lo que ahora tiene la fuerza de la uniformidad indiscutible se transforma en la herramienta de ocultación de una verdad que luego resulta obvia, aunque en el momento no se haya visualizado por ese smog cultural. Así sucedió en los '70 tras la hegemonía cultural gorila de quince años que había invisibilizado fusilamientos y bombardeos del antiperonismo a la población civil. Lo mismo sucedió durante la dictadura y la guerra de Malvinas. En los '70, la reacción a esa hegemonía forzada fue la peronización de las clases medias y el retorno de Perón. Y en los '80 fueron los juicios por Malvinas y por los derechos humanos. Esos cambios bruscos fueron la reacción contra una imagen virtual hegemónica construida por los medios sobre la maldad intrínseca de Perón y el peronismo y la superioridad moral de la casta militar sobre la sociedad civil. La sociedad atravesó esas imágenes como si rompiera una pantalla, porque el hilo de credibilidad que las sustentaba era muy tenue. Más tenue es ese hilo cuanto más forzada es la imagen que se construye y la reacción contraria de la sociedad también es más fuerte.


El debate sobre los medios, que abrió la ley de servicios audiovisuales, recién ha comenzado, justamente porque a partir de esa ley el flujo de la información ha sido utilizado abiertamente como ráfaga de ametralladora contra el Gobierno en una guerra donde todo vale. Para los periodistas debería ser una preocupación, porque se rompen reglas de juego y porque en definitiva correrán el riesgo de ser los fusibles de un cambio de época, como sucedió en los '80.

Read more »

Análogías. Hernán y Lázaro.

.
Hernán
Martín Pérez Redrado y Lázaro Jaime Zilberman o Marcelo Araujo. Dos profesionales neoliberales y dueños de un discurso acorde a la Restauración Conservadora. Ambos necesarios en su momento para un proyecto nacional y popular.
.
La televisión abierta y de cable argentina están en manos de la derecha conservadora, la palabra también. La palabra en cable es manejada en forma peligrosa por periodista amantes de políticas capitalistas o también llamadas noventistas, Nelson Castro, Alfredo Leuco, María Laura Santillán, Ernesto Tenembaum, Joaquín Morales Solá, entre otros anfitriones de la mentira, que llevaron y llevan en sus hombros una batalla contra cualquier medida popular que lleve el gobierno actual, AFJP, Aerolíneas, Ley de medios, Fútbol, DDHH, Fondo del Bicentenario.
En la televisión abierta los encargados más conocidos de "meter miedo" para no cambiar nada son los ultraderechistas Menemistas Marcelo Tinelli, Susana Giménez, Mirtha Legrand, entre los más destacados de una farándula inquisidora y alegre.
.

Cuando se estatizó el fútbol fue necesario organizar algo extremadamente rápido. La cabeza visible de Fútbol Para Todos fue y es Lázaro Zilberman más conocido como Marcelo Araujo. Este relator Menemistas y lobista profesional en la década de los noventa se encargó en forma visible, de toda propaganda privatizadora en los programas en que participaba. Así le va hoy a la Argentina.
.

Los que vieron ayer los partidos de River y Boca por la televisón abierta, pudieron notar que Marcelo Araujo, apodado hoy gratuitamente por sus empleados, amigos o echacuervos como el relator del pueblo, ya comenzó a nombrar en medio de las transmisiones a "su amigo" Mauricio Macri, como ejemplo de buena administración o de político "vivo", eficiente y rápido.
En el partido donde el protagonista era River, comparó lo que esta haciendo hoy Daniel Passarella con lo hecho por "su amigo" Macri en Boca, sobre el manejo de los capitales de la institución de Belgrano, léase jugadores profesionales o juveniles. Y eso es mentira.
En el partido que cerró la fecha contó graciosamente que "su amigo" -incluyó en esta amistad al comentarista Julio Ricardo- cuando asumió en Boca fue el que le birló las inferiores (Club Parque) a Argentinos Juniors, como un acto inteligente y de rapidez empresarial y eso fue muy beneficioso para el club más popular de la Argentina. Eso es parte de una verdad.
.

Lázaro o Marcelo relató los dos partidos de mayor audiencia de la primera fecha y en los dos nombró a "su amigo" Mauricio Macri. Esto es lobby. Si es pago o no, no lo sé. Pero seguro es por convicción conservadora.
.

Que el fútbol sea para todos y gratis está bien, pero la palabra debe ser para todos también y no para un personaje nefasto de los noventa como Lázaro Zilberman o Marcelo Araujo. La palabra debe transformarse en verdad para cualquier pueblo y no en la mentira y conveniencia de unos pocos.
Espero que Lázaro se levante y ande... antes de que el fútbol se vuelva a identificar con la pizza y el champagne con los Niembro o Macaya o los Macri o De Narváez....
:
Hernán y Lázaro, ambos necesarios en su momento para un proyecto nacional y popular. Ya no.
Read more »

Neoliberalismo, los 90, Fort, Menem, De Narváez, Macri, Carrió, Morales, Clarín, Cobos, Vila, Tinelli, Su, Mirta y la con... de sus madres

.
Neo-neoliberalismo

.
Sandra Russo
.

Hay un neomenemismo que se resume y expresa vigorosamente en Ricardo Fort. Las barritas de cereales ahora vienen con un muñeco de carne y hueso que tiene jopo, mandíbula de superhéroe, tatuajes en los brazos y un grupo de gatos que él mismo se financia para vivir una vida divertidísima. Como dijo Alejandro Fantino, quién no quisiera tener una vida como la de Ricardo Fort.

.

Y es verdad que en esta sociedad palpita, como verificaron las elecciones del 28 de junio, una pulsión cuyo exponente masivo más claro y sublimadamente aplaudido es Ricardo Fort, aunque políticamente fue un candidato cuyo mayor acierto lingüístico fue "alica alicate" y el de su aliado, Mauricio Macri, que veta leyes al por mayor y ni se acuerda por qué lo hizo. Uno podría ponerse a enumerar la enorme cantidad de hombres y mujeres que rechazan visceralmente lo que Fort representa, desde la ostentación al más cerril individualismo, pero no puede menos que aceptar que esos sectores ahora conviven con otros, que son los que "lo hacen medir" a Fort. Ese es el parámetro, como corresponde a su esencia, de su importancia social: "mide" tanto que todos los programas no pueden dejar de invitarlo, y hasta el canal América pasa los domingos un especial de una hora en el que uno puede presenciar una visita completa de Fort a su traumatólogo de Miami.

.

Si cada época levanta y entierra valores, es evidente que lo colectivo perdió las elecciones de junio frente a lo individual. No me refiero exactamente a lo político, aunque lo incluye. Es lo filosófico de un tiempo. Cuando surgió el neoliberalismo, en la posguerra, fue durante muchos años una escuela con aires masones que se nucleaba en Suiza, en la estación de Mont Pelerin. Hemos tomado a Milton Fridman como su padre, pero era su tío. Fridman fue Premio Nobel de Economía en 1976. Dos años antes, el Premio Nobel había sido para el austríaco Friedrich Hayek, que fue el que puso la semilla. Leer a Hayek aterra. Para él la democracia no es una condición necesaria para la verdadera libertad que debe custodiar el Estado: la libertad de mercado. La escuela de Mont Pelerin estaba comprobándolo cuando sus popes fueron bendecidos por los Nobel: Chile, 1973. El globo de ensayo exitoso para implantar el neoliberalismo por la fuerza. Le siguió la Argentina, 1976.

.

Ahora nadie declara en la televisión defender los postulados neoliberales, pero toda la oposición de derecha lo único que defiende es eso. La demonización de los gobiernos progresistas en América latina es una reacción neoliberal. Chile vuelve a ser la punta de lanza de este neo-neoliberalismo. De Piñera dice Macri que "nos marca un camino". Más claro no puede estar. Y el neoliberalismo no puede implantarse en democracia sin un correlato de valores. Lo de la república y la institucionalidad es pura retórica, equiparable a la cháchara antiestatal que precedió a las privatizaciones de los '90. Con la complicidad perenne de los grandes medios, instalaron aquello de la "ineficacia" del Estado. Lo colectivo, lo cooperativo, lo mutuo, lo solidario fue un disvalor. El menemismo, que fue la forma que aquí tuvo el neoliberalismo, solamente pudo destrozar las redes sociales después de haber encolumnado a la opinión pública atrás de las palabras "modernización" y "ahorro". Nunca quisieron decir más que ajustes salvajes y represión a los indisciplinados.

.

El mundo global sigue embrujado por el discurso único. El neoliberalismo estalló en 2008 en Estados Unidos, pero la crisis se mantuvo al amparo de los grandes medios mundiales. Afirma Pascual Serrano: "Actualmente, el 80 por ciento de las noticias que circulan por el mundo proceden de cuatro agencias internacionales: Associated Press, United Press International, Reuters y Agence France Presse. Esas agencias son las que establecen el orden del día". A escala, los medios concentrados y la coyuntura política argentina se han encargado de que, por ejemplo, nadie pueda hilvanar con claridad lo que está sucediendo en Grecia con lo que se propone aquí cuando se discute el manejo de las reservas. Como el neo-neoliberalismo es todavía inconfesable, el motivo que se esgrime para obstruir el Fondo del Bicentenario es la desconfianza en el Poder Ejecutivo o en el kirchnerismo en general. Cuando la política se vuelve una cuestión de fe, estamos en problemas. La democracia no es una cuestión de fe. Es antes que nada un conjunto de reglas racional y colectivamente aceptadas.

.

Los ídolos mediáticos, sin trayectoria ni talentos, brillan y desaparecen. Yo no estaría tan segura de que Fort va a seguir ese camino. Más bien, creo que Fort no es un incidente aislado ni un famoso destina- do al olvido. Da la impresión de que Fort inaugura una época, marcada por una corriente social que agonizó pero que revivió al calor del microclima global y el microclima argentino.

.

Fort se ha declarado nostálgico del menemismo, y esa misma reivindicación puede tomarse como expresión de un neomenemismo. No es el Menem de ahora el que se reivindica, incluso poco tiene que ver con él. La nostalgia es por una época de impulso bestial de un modo de vida. La nostalgia es por la inmersión en una escala de valores que implica el menemismo, como válvula de escape autóctona del neoliberalismo. Se extraña la banalidad del mal.

Read more »

Gracias por estar
----->POR NUESTRA SALUD MENTAL Y POR NUESTRAS DEMOCRACIAS CONSTANTEMENTE EN PELIGRO, "NUEVA LEY DE RADIODIFUSIÓN"....URGENTE<---------->ESTE ES UN BLOG SÓLO PARA GENTE VULGAR ~ INTELECTUALES-INTELIGENTES Y SABIOS COMO VOS ABSTENERSE ~~~~ NO TE OLVIDES DE JORGE JULIO LÓPEZ ~~~~ ¿TE ACORDÁS DE LOURDES DI NATALE?<--------->NO TE OLVIDES DE LA IV FLOTA NI DEL ACUÍFERO GUARANÍ<----

Gorilas Argentinos

Pajarito Comecocos

La Mierda Oficialista

Pino Qué Te Pasó ??

La Mesa Criolla

Los une el es pando

Garzón es Argentino

Pino y Doña Rosa contra los bloggeros que no piensan como él (un escándalo)

Nace UnaSur. Agarrate Catalina. Néstor Por Siempre

El hombre que nunca dejó de ser un niño

Quisiera que me recuerden

Llegaremos a tiempo. Si Pingüino Querido. ¡¡Si!!

Treinta mil

Hasta Siempre Néstor

Liliana Felipe

Dame un candidato. Barragán. Je

Related Posts with Thumbnails